martes, 22 de abril de 2014

PIZZA DE ESPÁRRAGOS, CEBOLLA Y CANÓNIGOS FRESCOS CON BASE DE ESPELTA Y CENTENO



Hacía mucho tiempo que no me ponía manos a la "masa". Y el domingo para comer nos apetecía una pizza. Yo nunca sigo una receta o mido las cantidades de ingredientes que pongo para elaborar las masas, siempre las hago a ojo. Suerte que suelo acertar. Pero claro, a la hora de publicar la receta en el blog no queda tan "profesional" que si pusiera las medidas exactas. ¿Una recomendación? Seguid mis pasos y hacedlas también a ojo. Cuando la masa en crudo esté suave y esponjosa, no se pegue al bol, a la mesa de trabajo ni a tus manos: ya tienes tu masa para pizza. Ahora, podéis lanzaros e incluir nuevos ingredientes. O nuevas harinas, como es mi caso. Ya andaba un tiempo por la cocina una bolsa con harina de centeno. Y como es una harina bastante fuerte de sabor y delicada a la hora de trabajar decidí mezclarla con harina integral de espelta. Ha salido una base muy esponjosa (incluí levadura), suave al paladar  y muy muy saciante. Ya sabéis, no es lo mismo la harina refinada que la harina completa o integral, con menos cantidad tenemos más nutrientes, vitaminas y fibra. 

En cuanto a las verduras elegidas son aquellas que andaban por la nevera. Los espárragos trigueros comienzan a estar de temporada, y son muy buenos para depurar los excesos del invierno. Y los canónigos en fresco le dan un toque suave y diferente al de la típica rúcula. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ingredientes
Harina de centeno
Harina integral de espelta
Agua mineral
Aceite de oliva virgen extra
1/2 sobre de levadura
Sal marina

1 cebolla pequeña
1/3 de manojo de espárragos trigueros
6 tomates cherry
4 cucharadas de tomate frito casero
Queso Grana Padano rallado (opcional)
Queso de cabra a taquitos (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
Sal marina
Orégano seco
Un puñado de canónigos frescos

Elaboración
En un bol hondo ponemos las harinas mezcladas, la levadura, la sal marina y vamos agregando poco a poco el agua. Amasamos y vemos la consistencia. Debe quedar una masa homogénea y esponjosa. Si queda aguada añadiremos más harina, y si queda con grietas, más agua. Añadimos el aceite de oliva. Amasamos bien y hacemos una bola. La dejamos reposar 1/2 hora mientras cocinamos los ingredientes. 

En una sartén ponemos la cebolla cortada en juliana y los espárragos cortados a tiras y cocinamos con un chorrito de aceite y sal marina durante unos 4 minutos a fuego medio. 

Partimos los tomates cherry por la mitad y los agregamos a la sartén antes de apagar el fuego. 

Cogemos la bola de masa y la aplanamos bien, con la ayuda de un rodillo ó con los dedos vamos extendiéndola y dándole forma redonda o cuadrada. 

Ponemos cuatro cucharadas de tomate frito encima de la pizza y extendemos. A continuación repartimos los ingredientes de la sartén. 

Espolvoreamos el queso Grana Padano y el queso de cabra por la pizza, así como el orégano. 

Metemos en el horno, a unos 220 ºC hasta que la masa quede hecha y la superficie dorada. 

Al sacarla del horno decoramos con las hojas de canónigos y un buen chorrito de aceite de oliva virgen. 







jueves, 10 de abril de 2014

ZAÁTAR, NUEVO RESTAURANTE VEGETARIANO EN BARCELONA



Desde hace unos pocos meses Barcelona puede disfrutar de un nuevo restaurante vegetariano. Y cada vez son más. Zaátar lleva poquito tiempo en la ciudad condal, está ubicado concretamente en el barrio del Eixample, y pese a su corta andadura poco a poco se está haciendo con una fiel clientela que sin duda vuelve por su calidad, su buen hacer y su frescura. 

Nosotros estuvimos hace unos días degustando por primera vez sus platos para cenar. El local es de decoración sencilla y moderna, pero lo que realmente atesora son sus productos: hasta un 75-80% de ellos son de origen ecológico (con la intención de ir subiendo el porcentaje). La filosofía de sus propietarios va más allá de la mera ética vegetariana. Es un restaurante ético desde diversos puntos de vista, ya que, además de servir alimentos libres de carne y pescado, encontramos muchos de sus productos de procedencia ecológica, comercio justo, y un local limpio gracias a productos de limpieza sin químicos. Además, se tramita todo el tema salarial de sus trabajadores a través de la banca ética. Como podéis ver, un sitio con buenas intenciones y con una vibración 100% positiva. 



Zaátar cuenta con una carta dividida en aperitivos, entrantes, ensaladas, principales y postres. Hay opciones veganas, aunque sus platos "estrella" son el Shakshuka y Sabich, a base de huevos pochados y duros, junto a otros platos de la cocina de oriente medio y alemana. 


Nosotros para cenar nos pedimos un zumo para abrir boca, totalmente natural y recién hecho, con manzana, apio y limón entre otras hortalizas. Para compartir un aperitivo de rico guacamole con ensalada árabe y una ensalada de tofu, aliño de mostaza y frutos secos. Esta última ensalada me resultó algo más insípida, quizás porque estoy más acostumbrada a comerlas con queso. Y como acompañamiento: pan laffa con especias zaátar, como regalo de la casa. 


De segundo nos pedimos una lasaña de verduras y queso de cabra, y yo Schnitzeltan, un seitán rebozado imitando un típico plato alemán de carne. Estaba buenísimo, tierno y en su punto, e iba acompañado de salsa romesco (salsa típica catalana a base de almendras, tomate y ajo). Como guarnición un puré de patatas. Yo no soy muy amiga de las patatas, de hecho, últimamente no como nunca porque no me gustan, pero me apetecía probar este seitán y el puré iba de acompañamiento. Pues de lo que véis en el plato me comí todo y aún hubiera comido el doble si me lo llegan a poner. Y es que está riquísimo, un puré de patatas poco usual debido al saborcito a limón que tenía. ¡Se me hace la boca agua al recordarlo! Yo que soy la tonta de los limones... me ganaron con eso. La lasaña de verduras estaba también muy buena, bien cargadita de verduras y con un queso de cabra suave al paladar. 


De postre compartimos un pastel de algarroba, de sabor delicado y un té de jengibre. Ya estábamos llenos. 


El restaurante se encuentra en la calle París 200 de Barcelona, en pleno Eixample. Sin duda una muy buena opción para salir a comer, cenar, en pareja, con amigos vegetarianos o con amigos que no lo sean. No echarán de menos nada ni se sentirán incómodos. Nosotros repetiremos seguro. Eso sí, ¡cuidado que se llena pronto! 

miércoles, 2 de abril de 2014

SOPAS DE AJO



Ya estamos en primavera, pero parece que este año el frío no se acaba de marchar... Así que aquí tenéis unas sopitas de ajo. Esta receta es cómo se cocinan las sopas de ajo de forma tradicional en mi casa. Hay otras muchas formas, supongo, como cualquier otro plato tradicional. Aquí yo no invento nada. Pero incluso en mi familia hay otras maneras de cocinarlas, ya que por ejemplo mi abuela ponía todos los ingredientes en crudo, u otros añaden sólo agua. Ya veréis como os gustan, a mi me encantan para entrar en calor junto con una copita de vino tinto a la hora de cenar. 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ingredientes:
De 8 a 10 dientes de ajo (depende del tamaño)
Un buen trozo de pan de pueblo (mejor si es de trigo integral o de espelta)
Aceite de oliva virgen extra
1,5 litros de caldo de verduras (ó agua con una pastilla de caldo de verduras)
Perejil
Dos huevos ecológicos
Guindilla (opcional)
Cúrcuma ó azafrán natural
Sal marina

Elaboración:
En una sartén ponemos un buen chorro de aceite, sin miedo por la cantidad, y cuando esté tibio (no muy caliente) pondremos los ajos pelados y cocinaremos con el fuego al mínimo durante 1-2 minutos hasta que empiecen a estar un poco dorados, porque no queremos que se quemen. Si queremos un toque picante añadimos ahora la guindilla partida en dos trocitos para así poder retirarla cuando queramos.  Retiramos los ajos y los ponemos en un mortero. 

Aprovechamos el aceite de los ajos y ponemos trocitos de pan roto con las manos en ese mismo aceite. La cantidad de pan depende si de si gusta más espesa o no. Yo puse aproximadamente 70 gramos. Freímos ligeramente 1-2 minutos. 

Agregamos el pan a los ajos en el mortero y machacamos bien. 

En una olla ponemos 1,5 litros de caldo de verduras (mejor casero) o en su defecto 1,5 litros de agua con una pastilla de caldo de verduras. Calentamos. 

Cuando está apunto de hervir ponemos los ajos y el pan en el caldo, añadimos la cúrcuma y removemos. 
Dejamos hervir unos 5 minutos. 

Cascamos los huevos y antes de que caigan a la sopa los rompemos con el dedo para que no queden enteros, así se formarán hilillos por todo el caldo. 

Añadimos perejil picado y probamos de sal. 
Se sirve muy muy caliente. 



jueves, 20 de marzo de 2014

20 DE MARZO, DÍA MUNDIAL SIN CARNE


Hoy se celebra a nivel mundial el día sin carne. Si todavía no has hecho el cambio aprovecha este día para no consumir ningún tipo de carne (tanto animal de tierra, de aire o de agua). Date esta oportunidad, tu cuerpo te lo agradecerá y el planeta dará un pequeño respiro. 

¿Y qué puedo hacer de comer y cenar hoy? Pásate por el índice de recetas del blog y echa un vistazo. Puedes pasearte por internet y ver un montón de blogs vegetarianos, incluso puedes hacer volar tu imaginación y crear platos nuevos. Verás como eliminando la carne aparecen un montón de nuevos ingredientes que antes no sabías que existían. 


¡¡¡FELIZ DÍA SIN CARNE!!!

jueves, 13 de marzo de 2014

GUISADO DE ALBÓNDIGAS DE TOFU



¡Hola chicas y chicos! Me tenéis que perdonar... hace tanto que no publico nada en el blog que parece que haya desaparecido de la faz de la tierra virtual. Pero tengo mis motivos, y es que, a parte de una tremenda "perritis" estoy con una gran contractura en la mandíbula desde hace mes y medio. No puedo masticar bien, hay días que me atrevo con algo un poquito más duro y al día siguiente me veo de nuevo comiendo batidos, sopas y tofu japonés. Así que se me quitan las ganas de cocinar por completo, ya lo podéis comprender.
Y es que es un rollo tener problemas de bruxismo y acumular todas las tensiones en la mandíbula y encima tener que llevar ortodoncia Invisalign desde hace casi 3 años. Nunca me he llegado a acostumbrar a tener dos moldes de plástico en mi boca y gomitas que unen mis mandíbulas durante 21 horas al día. Pero por suerte, ya solo me quedan 2 meses de tratamiento y ya veo una dentadura casi perfecta.

Así que os pongo una receta donde combino el típico guisado de albóndigas que siempre se ha hecho en mi casa con unas albóndigas vegetales de tofu, muy blanditas y suaves. Le podéis poner más patata para que espese la salsa, a mi no me gusta mucho, así que en la foto casi no sale ningún trocito. 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ingredientes
Para las albóndigas:
Medio paquete de tofu
3 dientes de ajo a trocitos
Perejil seco
Pimienta negra molida
Piñones
1 huevo ecológico
Pimentón dulce
Pan rallado integral
Sal marina
Harina integral de trigo

Para el guisado:
1/2 cebolla grande
1 diente de ajo a trocitos
Pimentón dulce
1 zanahoria a trocitos
Tomate frito
Sal marina
2 patatas medianas
1 huevo ecológico
Agua

Elaboración
Preparamos la masa deshaciendo el tofu con nuestras manos hasta dejarlo como carne picada. Vamos añadiendo el resto de ingredientes: el ajo a trocitos pequeños, dos cucharadas aproximadamente de perejil seco, un poquito de pimienta negra, un puñado de piñones crudos, una pizca de pimentón dulce, sal marina al gusto y un huevo entero. Mezclamos bien y dejamos reposar. Cuanto más tiempo lo dejamos más cogerá el sabor de los ingredientes. 

A la hora de formar las bolitas añadimos pan rallado integral a la masa hasta que veamos una consistencia manejable. Entonces formamos las albóndigas y cuando estén bien redonditas las pasamos por harina integral.

Las sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen y retiramos cuando queden doraditas por todas sus partes. 

Por otro lado comenzamos a hacer el sofrito del guisado preparando una olla con una base de aceite de oliva y el fuego a fuerza media. Sofreímos la cebolla que habremos cortado a daditos pequeños junto al ajo. Cuando comience a estar transparente, añadimos una cucharadita de pimentón dulce y enseguida la zanahoria cortada en trocitos pequeños. Agregamos 3 cucharadas de tomate frito y sofreímos 2 minutos. Entonces ponemos un litro de agua aproximadamente o hasta que quede todo cubierto y cocemos la patata pelada y cortada en trocitos pequeños a fuego medio. Aprovechamos para añadir la sal.
Cuando la patata esté casi cocida ponemos las albóndigas y dejamos cocer hasta que las patatas estén cocidas por completo, no mucho más de 5 minutos para que las albóndigas no se deshagan. Probamos de sal y dejamos reposar. 

Por otro lado, cocemos un huevo, y cuando esté duro lo pelamos y añadimos a trocitos a la salsa. 

Servimos caliente.


sábado, 25 de enero de 2014

CROISSANTS DE MANTEQUILLA CON BERENJENA Y SALCHICHA AL ESTRAGÓN (CON SALSA HOLANDESA)



Todavía me quedaba esta receta desde Navidad... últimamente ando algo despistada con el blog. 

Se trata de una receta laboriosa de hacer, pero el resultado es buenísimo, gustará tanto a niños, mayores, carnívoros...

Es una receta bastante calórica, puesto que contiene hojaldre y bastante mantequilla (o margarina vegetal de calidad), pero claro, esta receta es para esos días en los que se celebra algo... especial. 

Se pueden hacer de igual forma totalmente veganos si utilizamos margarina vegetal, pero yo necesitaba comprar mantequilla para la salsa holandesa de acompañamiento y aproveché ésta. Id con cuidado siempre cuando elijáis margarinas vegetales, estas deben ser de calidad, sin grasas hidrogenadas y evitando el aceite de palma, soja... Si dudamos casi es mejor utilizar un poquito de mantequilla puesto que será (dentro de lo malo) más saludable que una margarina de las que venden en grandes superficies que no es más que una masa artificial.

La salsa holandesa la hice a ojo, nada que ver con una salsa holandesa de libro, es algo difícil de hacer puesto que la mantequilla debe estar en su punto, pero estaba de rechupete y quedaba muy bien con el croissant y con el acompañamiento, unas coles de bruselas crujientes, como las que os puse aquí. 

Las salchichas elegidas fueron los frankfurt extralargos de Natursoy, los cuales me llegaron a casa como muestra y debo decir que me encantan, ya los conocía de antes y son de mis embutidos vegetales favoritos, sobretodo por su sabor y por su largura. 


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ingredientes:
2 láminas de hojaldre sin manteca de cerdo ni grasas hidrogenadas
Mantequilla o margarina sin grasas hidrogenadas
1 berenjena
1 paquete de salchichas frankfurt extralargas Natursoy
Estragón fresco
1 huevo ecológico batido para pintar (opcional)

Para la salsa holandesa:
2 yemas de huevo
1 cucharada sopera de zumo de limón
100 gramos de mantequilla
2 cucharadas soperas de estragón fresco picado
Sal marina
Pimienta negra

Elaboración:
Sacamos las láminas de hojaldre del congelador y dejamos que se ablanden a temperatura ambiente para poder desplegarlas y manipularlas.
Por otra parte, lavamos bien las berenjenas y las cortamos en láminas muy finas en forma longitudinal. Preparamos una sartén y cuando esté caliente ponemos dos cucharadas de mantequilla y dejamos que se deshaga. Vamos cocinando las láminas finas de berenjena en la mantequilla con el fuego muy suave, para que se empapen y queden muy jugosas. Si vemos que nos quedamos sin mantequilla, volvemos a añadir hasta que tengamos todas las berenjenas cocinadas.
Partimos las salchichas en dos (si son las salchichas muy largas), les hacemos pequeños cortes con un cuchillo y en la misma sartén donde hemos cocinado las berenjenas ponemos a freír las salchichas, también lentamente y mirando que se hagan por todos sus lados. 
Cuando el hojaldre esté manejable lo extendemos en la mesa de cocina y lo untamos con la ayuda de un pincel con una capa de mantequilla derretida y espolvoreamos con estragón fresco bien picado. 
Cortamos los rectángulos de hojaldre en 2 trozos cada uno y estos a su vez en dos triángulos cada uno, para formar en total 8 croissants. 
Sobre cada uno de los triángulos ponemos una capas de berenjena y un trozo de salchicha encima. 
Vamos enrollando cada croissant como indica esta imagen 




Ponemos el horno a precalentar. Pintamos los croissants con huevo y pincel y horneamos a unos 180ºC hasta que la masa esté hecha.  

Elaboración salsa holandesa
En un bol ponemos las dos yemas de huevo y el zumo de limón y batimos bien hasta que comience a aumentar su tamaño. Mientras, ponemos la mantequilla en un cazo. Cuando comience a hervir, apagamos el fuego y vamos quitando con una cucharita toda la capa blanca que se ha formado por la parte superior. Esta capa la desechamos y vamos a utilizar sólo la parte líquida amarilla semitransparente de la mantequilla. En el fondo del cazo habrá quedado una capa espesa blanquecina que tampoco queremos, así que añadiremos con mucho cuidado y vertiendo poco a poco sólo la parte central dentro del bol con los huevos. Iremos batiendo mientras la vertemos, observando cómo se va montando como una mayonesa. 
Por último, añadimos el estragón picado y salpimentamos. 



sábado, 11 de enero de 2014

jueves, 9 de enero de 2014

NUEVO SEITÁN ESPONJOSO CON SALSA A LA NARANJA (SORIA NATURAL)


Hace unos días recibí en casa un paquete muy especial cuyo remitente era  la empresa Soria Natural, firma más que conocida por todos nosotros que nos dedicamos a investigar, probar y disfrutar productos ecológicos y naturales. 

En el paquete refrigerado venía un nuevo producto de la marca: seitán esponjoso. Y con él, tres recetas para inspirarte en la cocina. 

Guardé el paquete hasta el día de Navidad porque quería aprovecharlo para una ocasión especial y poder cocinarlo de manera diferente. 

Como valoración decir que es un seitán atípico en cuanto a textura y en cuanto a absorción del sabor. Si estamos acostumbrados a la textura gomosa del seitán envasado aquí vais a encontrar un seitán, como su propio nombre indica, esponjoso, blandito y que se deshace en la boca. Por este motivo, debido a su interior esponjoso, absorbe cualquier tipo de salsa que se le añada, al contrario que el seitán "normal". 

A nosotros nos ha gustado mucho, y no dudaremos en probarlo más veces cuando lancen el producto al mercado próximamente. Creo que estaría delicioso cocinado como el plato típico del Pollo al limón, cocinado con su salsa de limón, la cual absorbería, y posteriormente rebozado. 

La receta que elegí de entre las que venían con el seitán fue la de salsa a la naranja, por su sencillez y los pocos ingredientes necesarios. Sólo daros un consejo más, si hacéis esta salsa o cualquier otra, cuidado porque este seitán absorbe y mucho. Es mejor ir añadiendo poco a poco salsa, incluso al final de la cocción o en el mismo plato, puesto que el seitán la "chupa" casi por completo y nos puede quedar un plato seco a la vista, aunque después con cada bocado que deis a los pedacitos os saldrá salsa a raudales.

Además, pesa igual que el seitán normal pero abulta el doble, así que con los dos cortes que venían en el paquete tuvimos para unas cuatro personas. 

Acompañamos el seitán con unas patatas fritas ecológicas de Soria Natural, que estaban incluidas en un paquete anterior que recibí tras ganar un sorteo, y las cuales nos encantaron, ya que estaban hechas con un corte muy fino, muy rizadas, nada aceitosas y el toque justo de sal marina. Si nunca habéis probado patatas fritas ecológicas, notaréis lo buenas que están. Vale la pena pagar un poquito más, y más teniendo en cuanta que se trata de un producto  que no se debe comprar a menudo y del que no hay que abusar, sea ecológico o no. 



----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ingredientes:
150 gramos de seitán esponjoso de Soria Natural
1-2 dientes de ajo
Zumo de naranja recién exprimido con su pulpa hasta cubrir el seitán
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre balsámico
Pimienta negra
Sal marina
Hojas de estragón para decorar

Elaboración:
Cortamos el seitán en daditos y hacemos lo mismo con los ajos pelados. 
En una sartén ponemos el aceite de oliva y doramos el seitán y los ajos. 
Exprimimos las naranjas y cubrimos con su zumo el seitán. Salpimentamos.
Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que reduzca la salsa. Cuidado que aquí es cuando el seitán comienza a absorber y nos podemos quedar pronto sin salsa. 
A la hora de emplatar podemos decorar con un chorrito de vinagre balsámico o salsa de soja, un poquito más de pimienta negra y unas hojas de estragón. 


domingo, 29 de diciembre de 2013

SOL DE NAVIDAD RELLENO DE TOFU, ESPINACAS Y MERMELADA DE HIGOS



Aunque ya pasadas las navidades, no quería dejar el año 2013 sin publicar mi receta "estrella" de estas fiestas, una empanada de hojaldre rellena con ingredientes sanos, 100% vegetariana y con una mezcla de sabores inspirada en la Navidad. Además, le di esta forma más divertida para convertirla en plato ideal si queremos sorprender a los invitados.

Esta receta ha sido la ganadora, en la categoría de segundo plato, en el concurso celebrado por el Herbolario Navarro, mi sitio favorito en Valencia para ir de compras y perderme entre sus pasillos. Ya os he hablado en otras ocasiones de este herbolario, y es que es la delicia de cualquier persona interesada en la nutrición y la cocina sana. ¡Gracias al jurado por elegir mi receta! ¡Me habéis hecho muy feliz!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Ingredientes:
500 gramos de hojaldre fresco y sin grasas hidrogenadas (dos láminas)
2 cucharadas soperas de mermelada de higos 
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
½ cucharadita de postre de comino
½ cucharadita de postre de semillas de cilantro
½ cucharadita de postre de cúrcuma en polvo
Una pizca de pimienta negra
½ bloque de tofu firme (125 gr. aprox) (puede ser ahumado)
150 gramos de hojas frescas de espinacas ecológicas
200 ml de nata vegetal (soja, avena, arroz…)
Un puñado de almendras tostadas sin piel 

Elaboración:
Sacamos las dos láminas de hojaldre de la nevera y de su envoltorio y dejamos a temperatura ambiente para poder manejarlas mejor.
En una sartén ponemos el aceite de oliva y añadimos las especias: comino, cilantro, cúrcuma y pimienta negra. Removemos con cuidado para que no se queme y agregamos el tofu que habremos desmenuzado con las manos.
Sofreímos a fuego medio durante 4-5 minutos, hasta que veamos que el tofu comienza a perder volumen.
Entonces añadimos las hojas de espinacas, poco a poco para que quepan todas (disminuyen su tamaño al poco tiempo).
Salpimentamos y dejamos que se cocine a fuego medio, sin parar de remover, durante 4-5 minutos más. Agregamos entonces la nata vegetal, y dejamos que reduzca su volumen entre 3-4 minutos más a fuego medio vigilando que no se pegue.
Cortamos las láminas de hojaldre en forma circular y untamos con las dos cucharadas de mermelada de higos.
Ponemos la mezcla de tofu, espinacas y nata en el centro de la masa y vamos extendiendo con cuidado evitando llegar a los extremos del círculo.
Tapamos con la lámina restante y sellamos bien con un tenedor los extremos como cuando hacemos una empanadilla.
Cogemos un bol u otro recipiente circular (no más grande que la masa) y lo ponemos justo en el centro del círculo de hojaldre, apretando para que se marque una circunferencia central. Entonces, con la ayuda de un cuchillo, y partiendo de esa circunferencia vamos cortando porciones de la masa, las cuales después retorceremos con cuidado una a una hasta crear la forma de un sol. (ver foto)

Decoramos con almendras por encima y metemos en el horno (previamente precalentado) a unos 200ºC durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que veamos la superficie dorada y la masa cocida.


Se puede comer recién hecha, aunque templada y fría queda también muy buena (ideal para no estar cocinando hasta última hora cuando llegan los invitados)

martes, 24 de diciembre de 2013

COLES DE BRUSELAS CRUJIENTES CON ALMENDRAS Y PISTACHOS



Esta receta no es mía. La saqué de nuestro querido y añorado blog "El Delantal Verde", primer blog vegano que conocí en mis inicios como vegetariana y tristemente inactivo desde 2010 (nadie sabe nada del porqué de la desaparición de su dueña en todos los rincones que frecuentaba en la red, desde su blog, pasando por foros, o incluso sus colaboraciones en revistas)...

Desde el 2008 es mi forma de preparar las coles de bruselas. Antes me costaba comerlas, se me hacían repetitivas... y es que si te enseñan que hervirlas es la única forma de poder comerlas... ¡se equivocan! Hay muchas formas ricas de cocinarlas, pero esta es de momento mi preferida, puesto que la almendra y el pan rallado le dan un toque crujiente y salado que contrasta con la suavidad de la col. Además, creo que es un plato ideal para estas navidades, puesto que llena la mesa de colorido, y además incluimos un ingrediente "sano" (muy sano) en la mesa navideña. Y una verdura de temporada, ¡¡que no se olvide!!

Los frutos secos que utilicemos pueden variar. Yo esta vez he combinado las almendras con pistachos, pero queda igual de bueno solo con almendras, con anacardos o nuestro fruto seco preferido. Además... super rápida y fácil de hacer. ¿Qué os parece la idea que tuvo Elena del Delantal Verde? ¡Para chuparse los dedos!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ingredientes
200 gramos de coles de bruselas frescas (congeladas también sirven, pero quedan menos jugosas)
2 cucharadas de almendras molidas
1 cucharada de pistahos enteros (o cualquier otro fruto seco)
2 cucharadas de pan rallado
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Elaboración
Lavamos bien las coles de bruselas y ponemos a hervir en agua ligeramente salada durante unos 20-25 minutos. Pinchamos con un cuchillo, y si se hunde un poquito (no demasiado, no deben quedar pasadas) están listas. Escurrimos y reservamos.

Por otro lado ponemos en una sartén unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen y echamos el pan rallado, removiendo de forma continua para que no se queme y a fuego bajo. En seguida añadir la almendra picada y dorar muy ligeramente (cuidado con los frutos secos que se queman rápido). Cuando esté dorado añadimos las coles de bruselas y a continuación los pistachos. Salpimentamos y servimos en seguida, hay que comer caliente para que el pan esté crujiente y no se ablande. 

¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODAS Y A TODOS!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...