jueves, 30 de abril de 2015

CREMA DE ZANAHORIAS



Hoy te traigo esta sencilla receta que cuenta con tan solo 4 ingredientes: cebolla, zanahoria, nata de avena y semillas de lino (sin contar el agua y la sal marina)

Me encanta hacer cremas de verduras donde solo haya una protagonista, porque así se aprecia muchísimo más su sabor y textura. 

Esta crema es ideal para las noches frescas que todavía tenemos, e ideal también para preparar al cuerpo para el ayuno que supone la noche (hasta que volvemos a comer en el desayuno). 

Estos días ando preparando al cuerpo para realizar un detox. Pero no un detox cualquiera, puesto que va a ser un detox grupal. Si queréis uniros a él sólo tenéis que entrar en el grupo Detox 10 Días de Facebook y solicitar entrar. Ya somos casi 300 participantes, que estaremos dándolo todo y compartiendo la experiencia, dando ideas y apoyándonos mutuamente. En el proyecto no estoy sola, me acompañan como administradoras del grupo otras blogueras molonas: Alba de Mi vida con un vegano, Rosa de ¿Y si nos cuidamos?, Miren de Paraíso Vegetal y Míriam de Gastrocenicienta. ¡Va a ser un gran evento!

Sin más, la receta:

Ingredientes
1/2 cebolla grande
5-6 zanahorias
Agua
Sal marina
Aceite de oliva
250 ml. de nata de avena
2 cucharadas de semillas de lino

Elaboración
Ponemos en una olla a sofreír con un chorrito de aceite de oliva la media cebolla cortada en trozos no muy pequeños (después trituraremos). Cuando comience a ponerse ligeramente dorada agregamos la zanahoria (previamemte lavada) a trozos irregulares. Sofreímos 1 minuto y cubrimos con agua. Salamos y dejamos que cueza unos 20 minutos. Pasados estos minutos, trituramos con la batidora. Añadimos la nata y las semillas de lino y volvemos a triturar. Probamos de sal. Podemos ponerlo de nuevo al fuego para que liguen todos los ingredientes y sabores. Servimos y podemos decorar con una ramita de hojas de zanahoria.

sábado, 25 de abril de 2015

#SanidadDesnutrida, LLAMADA A LA MOVILIZACIÓN CIUDADANA



Hoy te traigo una entrada diferente. No te traigo receta, ni crónica sobre restaurante vegetariano. Hoy vamos a hablar de algo que me afectó a mi, y nos afecta a todos y todas. 

¿Te has preguntado alguna vez porqué cuando acudes a tu médico de cabecera y te dice que tienes el colesterol alto, o que tienes que adelgazar, o que tienes triglicéridos, o que tienes azúcar... se limita a sacar la misma hojita a todo el mundo con una dieta de x calorías, limitándote muchísimos alimentos? ¿O porqué cuando acudes a por los resultados de tus análisis de sangre y tienes anemia se limita a decirte que comas mucha carne roja? ¿O porqué te dice que tomes mucha leche "que tiene mucho calcio", o mejor, un Densia que ahora está de moda, sin preocuparse porqué pierdes calcio y/o porqué no lo asimilas? 

Tenemos la respuesta (y sería tan fácil solucionarlo):


En la sanidad española no hay profesionales de la nutrición y la dietética (D-N y TSD) para poder atenderte. 

¿Cuánta medicación nos ahorraríamos si en lugar de escuchar: "señora, su marido tiene los triglicéridos por las nubes, que deje el chorizo y se pasee cada día media hora",  un profesional del ámbito de la nutrición (los médicos no han estudiado nutrición) nos ayudara y nos hiciera un seguimiento, nos adaptara una dieta personalizada y pudiéramos solucionar (y prevenir) muchas dolencias así? 





Abril es el mes de la #SanidadDesnutrida. Durante todo el mes de abril y hasta el día 10 de mayo, que es el día de la gran manifestación en Madrid a las puertas del Ministerio de Sanidad, seremos varios blogueros y blogueras de diferentes ámbitos (cocina, nutrición, salud...) los que crearemos una entrada cada día para ayudar a difundir la iniciativa que se promueve desde Dietética sin patrocinadores y desde el blog de Lucía Dime qué comes. Si tú también quieres colaborar, copia y pega el manifiesto adjuntado abajo en tu blog, página de facebook... 


Mi historia

Y para aportar mi granito de arena he decidido crear una entrada donde os explique cómo hubiera sido mi vida si desde el principio hubiera habido un profesional de la nutrición que me ayudara a sanarme a través de la alimentación. 

Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando nací y me diagnosticaron intolerancia a la lactosa quizás el médico de cabecera no me hubiera obligado a tomar lácteos (poco a poco) aún sin gustarme ni sentarme bien, porque según ellos eran la única gran fuente de calcio existente y no iba a crecer.



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando acudí con 12 años por problemas hormonales tal vez hubieran podido frenar mis reglas dolorosas y abundantes a través de la alimentación, mis problemas de hirsutismo, mi alopecia... Simplemente, me mandaron la anticonceptiva. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 16 años llegué a pesar 86 kilos quizás hubiera adelgazado poco a poco y de forma saludable enseñándome a qué comer cuando tienes hipotiroidismo. En lugar de eso me mandaron una dieta hipocalórica que acabó por provocarme anemia. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 21 años me encontraron 3 quistes en los ovarios tal vez en lugar de operarme hubiera podido reducirlos corrigiendo mi pobre y dañina alimentación de aquellos años.



Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando he tenido recurrentes infecciones de orina e infecciones vaginales, me hubieran podido advertir de qué alimentos estaban haciendo que las bacterias proliferaran y cuáles las eliminarían.





Podría seguir así enumerando casos de familiares, amigos y conocidos: casos de cáncer muy cercanos, casos de prostatitis, de cólicos biliares y nefríticos, alzheimer, obesidad mórbida, hospitalizaciones de larga estancia con menús horribles... todos casos que pueden verse mejorados e incluso curados con una correcta alimentación bien guiada por un profesional.

Mi vida ha girado siempre en todo momento en torno a mis problemas hormonales, y la anticonceptiva siempre era la solución. Nadie me dijo qué comer y qué no comer en mi situación. Pero yo, que soy cabezona y me gusta aprender, sabía que podía hacer mucho más por mi a través de la alimentación. Realmente me hicieron abrir los ojos. 

Yo tuve el poder de cambiar, el poder de querer acabar con el "problema", el poder de cambiar mi alimentación y comer conscientemente..

Pero la mayoría de la población no tienen esta "fuerza de voluntad", o estas ganas, o este impulso por ir contracorriente. La mayoría de la población ni siquiera distingue una proteína de un carbohidrato. Y necesitan un profesional que les ayude y les guíe (como me hubiera ayudado a mi cuando era analfabeta en la nutrición)

Me volví vegetariana a los 22 años por salud, y durante estos diez años que llevo alimentándome así he frenado mis problemas hormonales y he podido ir controlando mis niveles de estrógenos por largas temporadas.





Os copio el manifiesto entero para que ayudéis a movilizar y correr la voz: 

10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18)
¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!
¿Por qué necesitas Dietistas-Nutricionistas (DN) y Técnicos Superiores en Dietética (TSD) en tu sanidad?
   Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1).
   Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento de elección por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo.
   Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan, desde el ámbito público, con el apoyo de las profesiones que deberían controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil.
   Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Dietistas-Nutricionistas ni Técnicos Superiores en Dietética en atención primaria o pediatría.
   Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente. Y puede evitarse.
  Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3).
   Porque queremos que tengas profesionales de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación,  a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos.
¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?
  En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD) y los Técnicos Superiores en Dietética.  Ambos deben formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.
¿Quién se encarga ahora de la alimentación?
  Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo en conjunto por el DN y el TSD las realiza personal ya saturado con sus propias funciones y sin formación específica (enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano.
FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PIDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA.
AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA.
En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.
¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa!
Moviliza este manifiesto.
Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales
Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás.
Acude y haz porque todos te acompañen.
Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!






viernes, 17 de abril de 2015

ENSALADA DE GARBANZOS, BERENJENA Y MENTA




Con esta receta me presento al concurso de Mis Recetas Anticáncer, que la dr. Odile Fernández organiza con mucho cariño cada año. Yo me he presentado desde la primera edición (y algún año ha caído premio) y siempre es un placer participar y colaborar en la creación de recetas saludables. Podéis participar hasta el 1 de mayo. 

Este año he creado una receta súper sencilla inspirada en mi gastronomía mediterránea favorita, la cocina siria: ingredientes frescos y sencillos, sabrosos y con muchas propiedades. No quería abusar de plato muy elaborado... ya sabemos que lo menos procesado y lo crudo es lo más natural y lo que tiene más vida. 

Debe quedar con un sabor bastante potente a limón y ligero a menta. He querido hacer una receta que fuera sencilla y cuyos ingredientes se puedan encontrar en cualquier despensa, para demostrar que comer sano y anticáncer no es difícil y no siempre tenemos que recurrir a alimentos raros. Las propiedades de los ingredientes son por todos conocidas. ¡Espero que os guste!

Ingredientes: 
400 gramos de garbanzos cocidos (mejor cocerlos en casa con un trocito de alga kombu)
1 tomate grande maduro cortado a cuadraditos
1/2 cebolla blanca dulce cortada a cuadraditos pequeños. 
1 manojo de lechugas frescas variadas (roble, romana, canónigos...) bien lavadas y picaditas en trozos pequeños
1 manojo de menta fresca picadita
Aceite de oliva virgen extra
Zumo de un limón grande
Sal marina o del Himalaya
Especias, una pizca de cada una: comino, cilantro seco, pimienta negra, canela, perejil seco (todo molido en un molinillo al momento para que desprenda todo su aroma)
1/2 berenjena cortada en medias lunas muy finitas. 

Elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes de nuestra ensalada y aliñamos con el aceite de oliva virgen extra, el zumo de limón, una pizca de sal marina y las especias recién molidas. 

Por otra parte lavamos bien la berenjena y sin pelarla la cortamos en dos longitudinalmente. Hacemos rodajas finitas en forma de media luna. En una sartén sin teflón echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y hacemos las berenjenas hasta que comiencen a dorarse. Podemos salpimentar para acentuar su sabor. 

Colocamos la berenjena alrededor del plato, como si fueran los pétalos de una flor. Decoramos con una ramita de menta fresca y servimos templada. 

viernes, 10 de abril de 2015

SALSA PESTO DE AGUACATE Y ALBAHACA




Esta es una de esas recetas que veo por internet, apunto mentalmente, pasan los días, olvido dónde la vi, y busco y no encuentro al blog autor. Buscando por la red he visto varias recetas similares, pero yo la he hecho a mi manera, sin seguir ninguna receta, intentando recordar que la base era aguacate y albahaca. 

La salsa la podéis utilizar para dipear, con nachos, crudités, tostadas... o como salsa para acompañar pasta o como base de pizza. 

Yo soy fan de la salsa pesto, tanto de la casera como de (debo confesarlo) de la salsa pesto marca Barilla. Me chifla(ba). Pero ya sabemos que lleva queso... y más cositas de las que mejor no abusar. Bueno, pues con esta receta he conseguido un sabor exacto a este pesto comercial. Está riquísimo, muy potente de sabor. 

Encima es una salsa 100% cruda, sin lácteos, sin gluten y sin azúcar. Con todas las propiedades del aguacate. ¡Espero que lo disfrutéis!

¿Qué necesitamos?



Trituramos todos los ingredientes con la ayuda de una batidora. Vamos probando la cantidad de sal que queremos echarle, así como de aceite de oliva virgen extra. 

Podemos incluir un chorrito de sirope de agave para darle un pequeño toque más dulzón (yo lo hice así y salió de maravilla)

Podemos completar el sabor con un toque de levadura nutricional, tanto dentro de la salsa al triturar como al ponerla con la pasta, si así elegimos comerla. 




martes, 7 de abril de 2015

Y EL GANADOR/A ES...




¡Ya estamos a 7 de abril y ha finalizado el plazo para entrar en el sorteo de la cesta de productos ecológicos!

Muchísimas gracias a todos y todas (mayoría femenina) por participar. Me habéis hecho tremendamente feliz estos días, con tantas visitas, tantos likes, tantos bonitos comentarios... y me consta que a las empresas colaboradoras también les ha encantado que conozcáis un poquito más sus productos. ¡Habéis sido en total 146 participantes!



Bueno, venga... para no hacerme más de rogar aquí os dejo con el nombre de la persona ganadora del sorteo





    Elis VM


    ¡Enhorabuena! Espero que disfrutes de la cesta. 

    Próximamente... ¡nuevos sorteos y sorpresas sanas y ecológicas!

    martes, 31 de marzo de 2015

    SORTEO 6º ANIVERSARIO








    - SORTEO CERRADO - 
    EN BREVE ANUNCIAREMOS EL GANADOR/A


    Mirad qué cesta más bonita he preparado para celebrar el sexto aniversario de Amanida Animada. ¡Y es que 6 años no se cumplen todos los días!

    Podéis llevárosla a casa participando a través de mi cuenta de facebook Amanida Animada. Es súper sencillo participar... y a cambio os podéis llevar totalmente gratis una cesta hecha con mucho amor, con productos que forman parte de mi día a día y de las marcas que más me gustan. 

    El sorteo queda abierto desde hoy 31 de Marzo hasta el 6 de Abril a las 23:59 h. La cesta se enviará a península, no se enviará a Baleares y Canarias.

    ¿Qué pasos debo seguir para conseguirla?

    * Hazte fan (Me gusta) de Amanida Animada en Facebook
    * Hazte fan (Me gusta) de Naturalmente Mediterráneo, Natursoy y El Granero Integral en Facebook
    * Comparte la entrada del sorteo en tu muro de forma "pública" (muy importante)

    El sorteo se realizará vía Sortea2 y se notificará al ganador/a al día siguiente de cerrarlo. 





    100% vegana, 100% libre de gluten, 100% sin azúcar blanco



    La cesta incluye:

    - Cereales de arroz integral hinchado con sirope de agave de El Granero Integral.
    - Quinoa de El Granero Integral
    - Tortitas de arroz integral y quinoa de El Granero Integral
    - Sirope de agave en bolsitas monodosis de El Granero Integral
    - Semillas de chía de El Granero Integral
    - Aceite esencial de naranja de El Granero Integral
    - Leche de almendras con sirope de agave de Natursoy
    - Shirataki de konjac de Natursoy
    - Lip Balm (Bálsamo labial) de hierbabuena y eucalipto de Naturalmente Mediterráneo.
    - Bolsa reutilizable de El Granero Integral
    - Pastillero de El Granero Integral 




    Tengo esperando otra cesta muy parecida a esta (¿quizás un poquito más especial?) para cuando llegue a los 1000 seguidores. ¿Me ayudas? Cuanto más compartas más pronto llegaremos a los 1000 fans. 




    Millones de gracias para las empresas que han colaborado en la elaboración de esta cesta. Os dejo con sus webs para que curioseéis todos los productos que tienen:

    El Granero Integral
    Natursoy
    Naturalmente Mediterráneo 


    ¡Gracias!

    lunes, 23 de marzo de 2015

    QUICHE DE CEBOLLA Y BACON CON MASA DE ESPELTA Y CENTENO (LA CARNICERA VEGETARIANA)



    Este quiche estaba para chuparse los dedos... nos lo comimos todo de una sentada. Es la segunda vez que cocino con un producto de La Carnicera Vegetariana y me ha encantado de nuevo la experiencia. El otro día te cociné esta Berenjena rellena de cebolla y carne picada con queso fundido. La verdad es que últimamente me encanta recrear recetas tradicionales con sustitutos vegetales a la carne o embutidos. Estoy deseando probar el atún de La Carnicera Vegetariana para ver qué vuelta le puedo dar en mi cocina.

    Hoy he probado en este plato el bacon de La Carnicera Vegetariana, un producto 100 % vegetal donde se imita el sabor ahumado y la textura del bacon. Se debe cocinar unos dos minutos en aceite, vuelta y vuelta, y luego incoporar en el plato que quieras: habitas con bacon, pasta a la carbonara, tortilla de bacon... o como yo he hecho, en un quiche. Tiene un sin fin de posibilidades. Yo soy muy tiquismiquis con el tema de los productos que sustituyen a la carne. No abuso de ellos, solo en ocasiones especiales, pero cuando lo hago me gusta que sean productos naturales. Ya sabemos que "vegano no es sinónimo de sano". Con los productos de La Carnicera me quedo tranquila, no contienen conservantes, y en este caso, el bacon no lleva trigo (para mi muy importante) y está hecho a base de hortalizas

    El quiche lo he acompañado de mi queso vegano preferido: Divina Teresa (Saturn). Le da un toque a queso ligeramente ahumado muy rico. Este queso me gusta especialmente porque no está hecho a base de soja si no de aceite de coco. Además, me encanta cómo queda la textura cuando funde. Mirad en las fotos: esos trocitos amarillos más oscuros se fundían en la boca. 

    El huevo ecológico se puede sustituir por No egg o cualquier sustituto del huevo, pero no sé qué textura tendrá ni cómo quedará. 

    La masa, como siempre, evitando el trigo. La puedes hacer con harina de trigo normal o integral, pero yo la he hecho con espelta y centeno, más digestiva y sana. 

    Sin más, la receta. ¡Espero que la disfrutes tanto como yo!





    Ingredientes
    100 gramos de harina de espelta integral
    100 gramos de harina de centeno
    60 ml de aceite de oliva
    sal marina
    agua

    2 cebollas moradas
    150 gramos de bacon vegetal (un paquete)
    1/2 vaso de nata vegetal (avena)
    3 huevos ecológicos (o sustituto, como No egg)
    100 gramos de queso Saturn de Divina Teresa
    4 cucharadas de levadura nutricional (Mundo Arcoiris)
    Sal marina
    Pimienta negra
    Aceite de oliva virgen extra

    Ponemos todos los ingredientes de la masa en un bol, mezclamos y amasamos enérgicamente. Cuando consigamos una textura manejable y elástica, hacemos una bola, la ponemos en el bol y la dejamos reposar media hora. 

    Cuando haya leudado la amasamos de nuevo sobre una superfície enharinada. Cogemos la bandeja donde vayamos a hacer el quiche y la protegemos con papel vegetal o enharinamos para que no se pegue la masa. Ponemos en el interior la masa del quiche y vamos aplastando con la ayuda de nuestras manos, hasta dejar una masa fina que cubra también las paredes de la bandeja. Pinchamos con un tenedor la superficie y metemos en el horno 10 minutos a 180 ºC. Una vez pasado este tiempo, sacamos del horno y reservamos.

    Por otra parte vamos a hacer todo el relleno del quiche. 

    En una sartén sofreímos las cebollas con un poquito de aceite de oliva virgen. Salamos ligeramente y cuando comiencen a pocharse retiramos del fuego y reservamos. En otra sartén, con más aceite que en la anterior, cocinamos el bacon vegetal unos dos minutos y retiramos del fuego. 

    En un bol vamos a poner la cebolla y el bacon y mezclamos con el resto de ingredientes: nata vegetal, huevos, queso vegano, sal marina, pimienta negra y levadura nutricional al gusto. Mezclamos bien y vertemos esta mezcla sobre la masa previamente horneada. 

    Volvemos a meter en el horno y cocinamos unos 20 minutos a 180 º C o hasta que veamos que la parte de arriba queda dorada. Debe quedar todo cuajado. 

    Servimos porciones individualmente y acompañamos de una rica ensalada fresca.










    viernes, 20 de marzo de 2015

    BIZCOCHO DE CHUFA Y MACUCHINO (MACA Y CACAO) DE ENERGY FRUITS



    Este bizcocho queda bien jugoso y esponjoso, y además, sirve para aprovechar al máximo los ingredientes que ponemos en la Chufamix a la hora de hacer horchata. Yo la mía la compré en la tienda online Conasi

    Con Chufamix se pueden hacer miles de bebidas vegetales, algunas de ellas las tenéis en la sección de leches vegetales de este mismo blog, pero la reina de las reinas (al menos para mi que soy de la millor terreta del món) es la horchata. Con Chufamix la haces en un plis plas, Solo debes tener la chufa entera o molida, meterla en el recipiente junto con agua y tu endulzante favorito y voilà... horchata recién hecha. Pero... ¿qué hacer con la pulpa que te sobra? En este caso he aprovechado para hacer un bizcocho. Pero puedes hacer muchas cosas. Depende también de qué sea la leche vegetal que te hayas hecho. Por ejemplo, yo hice este queso para untar después de hacerme leche de sésamo. O puedes hacer queso en polvo de almendras, como este que te puse hace unos días y tuvo tanto éxito. 


    El otro ingrediente estrella del bizcocho es el Macuchino. ¿El qué? Pensarás. Pues Macuchino no es ni más ni menos que un preparado 100% natural de la marca Energy Fruits donde van mezclados estos superalimentos: maca, cacao, azúcar de coco y canela. Lo puedes usar para ponerlo en tus leches vegetales y batidos... pero también para hacer repostería. A mi me gusta mucho toda la linea de superalimentos de Energy Fruits, creo que tengo casi todos (aquí puedes ver todas las variedades que tienen). Me gustan porque puedes, con solo abrirlo y tomar una cucharada, obtener todos los beneficios de diferentes superalimentos sin tener que comprártelos todos por separado. Puedes ver otras recetas que he hecho con Energy Fruits aquí: batido de proteínas, batido energético y licuado depurativo.




    Te recomiendo tomar este bizcocho con un vasito de horchata bien fresquita. Ahora que acaban de terminar las Fallas, nos olvidamos ya del chocolate deshecho y los indigestos buñuelos de calabaza fritos para "darle" a la rica horchata. 

    Por último decirte que yo he elaborado dos veces el bizcocho. Para ver cómo quedaba mejor. Vegano o con huevo. Al principio lo hice vegano. Poniendo plátano. De sabor quedó muy bueno, pero no subió nada y no quedó esponjoso. La segunda vez lo hice con huevos ecológicos y quedó mucho mejor. Elige la opción que más te guste. Si lo haces por estética y no te importa añadir huevos... hazlo así. Si no quieres consumirlos, está bien bueno también solo con plátano. 



    Esta es la versión vegana con plátano en lugar de huevos eco



    Ingredientes
    250 gramos de pulpa de chufa (después de haber hecho horchata)
    250 gramos de harina de espelta
    2 huevos ecológicos (1 plátano versión vegana)
    2 vasos de leche de arroz
    1/2 vaso de aceite de girasol
    Sal marina
    100 gramos de panela o azúcar de coco
    4 cucharadas de Macuchino (ó maca y cacao)
    Gasificante
    1 sobre levadura

    Elaboración
    Vamos a proceder como en cualquier bizcocho. Primero mezclamos todos los ingredientes secos en un bol: la chufa, la harina, el azúcar, una pizca de sal y el Macuchino. Mezclamos bien y agregamos los ingredientes húmedos: los dos huevos o el plátano, la leche de arroz y el aceite de girasol. 

    Mezclamos muy bien con la ayuda de unas barillas (si ponemos el plátano mejor usaremos la batidora para triturar). Por último echamos la levadura y el gasificante. 

    Precalentamos el horno a 180 ºC durante 8-10 minutos. 

    Enharinamos un molde para horno para que no se pegue el bizcocho (o usamos papel vegetal). Vertemos la masa líquida del bizcocho. 

    Metemos al horno. El tiempo de cocción dependerá del tipo de horno. Aproximadamente a 180º C a mi me tardó en quedar bien dorado y cocido por dentro una media hora. Pero puede variar, así que lo mejor es ir comprobando cómo está por dentro metiendo un cuchillo limpio en el centro. Si sale limpio, es que está perfecto. 

    Si quieres que quede dorado y crujiente por arriba ponle una capa de azúcar moreno o de coco espolvoreada por encima antes de meterlo en el horno. 

    Lo mejor es comerlo con una vasito de horchata. ¡A disfrutar!




    En el horno 
    Todavía en el molde


    miércoles, 18 de marzo de 2015

    ENSALADA DE KALE Y GARBANZOS CON VINAGRETA DE AGAVE




    ¿Conoces la kale? Es un tipo de col que ahora está muy muy de moda. La moda parece que llega desde EEUU, donde incluso le han dedicado un día, el National Kale Day. Curioso, ¿no? En Barcelona abrieron hace poco el Flax & Kale, restaurante de Teresa Carles flexitariano donde puedes saborear riquísimos batidos y licuados verdes recién hechos.  


    Yo hace tiempo que escucho sobre ella... y todavía no la había encontrado fresca en el mercado, Sí en forma de chips de la mano de Vegetalia (que por cierto están tremendas). Hay muchas formas de consumir kale. Pero sin duda, la mejor, como siempre, es en estado natural: cruda. Sin someterla a ningún tipo de cocción ni altas temperaturas. La kale es en sí un superalimento, es muy rica en fitonutrientes y antioxidantes, lo que la hace una gran aliada contra el cáncer. Además, posee mucha fibra, hierro, calcio, vitamina c... ¡y mucho mas!

    Hoy la he preparado en una sencilla pero sabrosa ensalada con garbanzos y tomates. Frescura en cada bocado. 


    Ingredientes
    4 hojas de col kale
    1/2 bote de garbanzos cocidos
    8 tomates cherry
    1/4 de cebolla roja
    1 puñado de pasas
    Semillas variadas (yo utilizo Omega vegetal de El Granero Integral; lino, sésamo, pipas de calabaza y pipas de girasol)
    Aceite de oliva virgen extra
    Sal marina
    Pimienta negra
    Cúrcuma en polvo
    1 cucharadita de sirope de agave (o miel ecológica)

    Elaboración
    Simplemente lavamos bien las hortalizas (kale y tomates), escurrimos y ponemos en el plato cortadas a trozos pequeños. Agregamos los garbanzos, la cebolla pelada y picada, las pasas y las semillas. 

    Hacemos la vinagreta mezclando 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra con una pizca de sal, pimienta, cúrcuma y una cucharadita de sirope de agave. Emulsionamos bien y echamos por encima de la ensalada. 




    jueves, 12 de marzo de 2015

    BERENJENA RELLENA DE CEBOLLA DULCE Y CARNE PICADA. (LA CARNICERA VEGETARIANA)



    Hoy he cocinado por primera vez con un producto de La Carnicera Vegetariana. Esta marca, creada por Jaap Korteweg en los Países Bajos, tiene muchos productos vegetarianos y veganos donde se imita tanto la apariencia, el sabor, la textura así como la aportación nutricional de la carne y el pescado. Su filosofía radica en que ningún animal más debe sufrir para que nosotros podamos seguir disfrutando de platos tradicionales de nuestra gastronomía.  



    Tienen mucha variedad de productos: pollo, atún, embutidos croquetas... puedes echar un vistazo en su págia web española La Carnicera Vegetariana o en The Vegetarian Butcher. Lo bueno es que son tan parecidos en cuando a sabor y textura que algunos grandes chefs, como Ferran Adrià, no se percataron de que no estaban comiendo pollo "real" al probar las tiras de pollo vegetariano de La Carnicera. Son muchos los establecimientos que ahora mismo están comprando sus productos, como el recientemente inaugurado restaurante vegano Rizoma, donde te hice una crónica y donde probé su ensalada César (con pollo de esta marca) y el famoso y buenísimo Teresa Carles (crónica aquí) donde parece ser que se han hecho con algún que otro producto que estará entre sus platos como ingrediente próximamente. 


    Yo hoy he probado la carne picada cocida. Es super fácil de preparar, ya que debes ponerla al final de la cocción, cuando ya tengas toda la salsa que estés preparando. La textura me ha gustado mucho, realmente parecía carne picada, y sabor, aunque algo camuflado por el resto de ingredientes, muy bueno. Nada que ver con la típica soja texturizada que acaba pareciendo bolitas insípidas. 

    La carne picada cocida es vegana y está compuesta por proteína de soja (no está hecha de seitán o gluten) y enriquecida con hierro y vitamina B12. Sin aditivos, saborizantes ni conservantes. La venden congelada en tiendas veganas y herbolarios. 

    Aunque se trate de un producto muy procesado (si lo comparamos con lo que se considera "comer limpio") a mi me han quedado unas berenjenas rellenas de estrella Michelín, por lo que un gustazo así para el cuerpo y el paladar viene de perlas, aunque sin abusar cada día. 

    Las berenjenas van gratinadas con un queso en crema vegano casero que he hecho solo mezclando mi querida levadura nutricional (bendito el día que te descubrí) con nata vegetal. 

    Sin más, la receta. 





    Ingredientes (para 4 personas)
    4 dientes de ajo
    1 cebolla blanca dulce
    2 berenjenas
    200 gramos de carne picada cocida (un paquete de La Carnicera Vegetariana)
    1 chorrito de vino blanco
    3 cucharadas de tomate frito
    Sal marina
    Pimienta negra
    Aceite de oliva virgen extra

    Para el queso en crema:
    100 ml. de nata de avena
    Levadura nutricional (al gusto)
    Sal marina
    Tomillo seco
    Pimienta negra
    Aceite de oliva virgen extra

    Elaboración: 
    Lavamos las berenjenas y partimos por la mitad, sin quitarles la piel. Vaciamos su interior con la ayuda de un cuchillo haciendo cortes en su pulpa. Reservamos esta y metemos las berenjenas vaciadas en el horno a 180º C durante unos 10-12 minutos. 

    En una sartén sofreímos los ajos y la cebolla cortados a trocitos pequeños. Cuando comiencen a ponerse dorados (2-3 minutos a fuego suave) agregamos la pulpa de la berenjena que habremos separado antes y que habremos cortado en trocitos pequeños. Añadimos sal y pimienta al gusto. Si hace falta más aceite se echa más (la berenjena absorbe mucho)

    Cocinamos unos 5-8 minutos, con cuidado de que no se pegue. Cuando esté bien tierna la berenjena echamos un chorrito de vino blanco y seguimos moviendo hasta que se evapore el alcohol. Entonces agregamos el tomate frito y removemos bien. 

    Al final añadimos nuestra carne picada, sin necesidad de descongelar antes, y cocinamos a fuego lento, removiendo, unos 5-8 minutos. 

    Preparamos nuestro queso crema. En una cacerola ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y añadimos en él pimienta negra molida y tomillo seco. Cuando comience a desprender el aroma del tomillo echamos la nata de avena, removemos bien, y agregamos entre 4 y 5 cucharadas de levadura nutricional. Dejamos que hierva, sin parar de remover o se pegará, durante 2 minutos, a fuego muy suave. Al final salamos y probamos de sabor. 

    Para rellenar las berenjenas cogemos las partes vaciadas y horneadas y las rellenamos de la carne picada. Por encima, con una cuchara, vamos vertiendo nuestro queso crema. 

    Metemos en el horno y cocinamos 8 minutos por arriba y por abajo, y 5 minutos más solo por arriba para gratinar. 

    Decoramos con una hierba fresca y emplatamos. Os aseguro que quedan deliciosas y engañarán al más carnívoro. 




    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...