viernes, 31 de octubre de 2014

PANELLETS VEGANOS, CRUDOS Y SIN AZÚCAR



Hoy es el día en el que se comen los tradicionales panellets en Cataluña. Son un dulce en forma de bolita elaborado a base de almendras y boniato o patata. En cuanto a composición son muy similares a los dulces típicos de estas fiestas en otras zonas de la península, como los huesos de santo o el mazapán, donde el principal ingrediente siempre es la almendra. 

Yo he querido hacer una versión más sana de los panellets, eliminado de primeras el azúcar blanco y sustituyéndolo por sirope de ágave. Recopilando información y viendo varias recetas en la red he optado por hacer una mezcla a mi estilo y el resultado ha sido muy bueno: unos panellets húmedos pero compactos, dulces y sanos. 

Hicimos de tres tipos: coco, chocolate y un tercer tipo que puede resultar una mezcla extraña pero son los más exquisitos. Linaza molida, mesquite, cacao criollo, algarroba y estevia en polvo. Esta mezcla la podéis hacer vosotros lo más parecida posible o comprarla ya molida y envasada en productos como este:  



Se podrían hornear pero la textura jugosa de la masa cruda queda muy especial. Espero que os gusten también así.

 

INGREDIENTES
400 gramos de almendra cruda molida
80 ml de sirope de ágave
30 ml de agua mineral (aproximadamente)
Sal marina fina
Ralladura de un limón
Esencia de vainilla natural

Para los panellets de coco: 
6 cucharadas aproximadamente de coco rallado 
2 cucharadas de aceite de coco virgen

Para los panellets de chocolate:
2-3 cucharadas de cacao puro crudo

Para los panellets deliciosos:
lino, mesquite, cacao, algarroba y estevia


ELABORACIÓN
En un bol ponemos la almendra molida y le añadimos el sirope de ágave y el agua, esta última muy poco a poco para evitar pasarnos de humedad. Debe quedar una masa fácilmente manejable. Agregamos la ralladura de limón, un pellizco de sal marina y unas gotitas de esencia natural de vainilla. Amasamos bien y hacemos 3 bolas distintas con la masa. 

Para los panellets de coco agregamos 5 cucharadas de coco rallado a una de las bolas que hemos separado. Añadimos el aceite de coco y mezclamos bien y vamos formando bolitas. Cuando estén hechas las rebozamos con el coco restante (1 ó 2 cucharadas). Reservamos los panellets. 

Para los panellets de chocolate procedemos de la misma forma: agregamos el cacao puro a la masa, de tal forma que coloreemos toda y cuando hagamos las bolitas los rebozamos en cacao puro. Reservamos. 

Para los panellets deliciosos únicamente vamos a rebozarlos con la mezcla, por lo tanto haremos bolitas con la masa de almendras y las rebozaremos con la mezcla deliciosa, de tal forma que éstos tendrán el corazón de almendra y los de chocolate anteriores estarán por enteros de color marrón. 





jueves, 30 de octubre de 2014

martes, 28 de octubre de 2014

CREPE DE ESPELTA RELLENO DE CEBOLLA ROJA, CHAMPIÑONES Y CREMA DE LIMA AL CURRY



Aprovechando que tengo una crepera me gusta ir variando las harinas y crear nuevas masas, siempre evitando el trigo. Esta vez me animé con un crepe de harina de espelta integral que ha quedado muy esponjoso y fácil de manejar. 

Como relleno quería darle un toque salado y distinto. La cebolla roja le aporta color y todas sus grandes propiedades al plato. Los champiñones son más tradicionales como relleno de crepe, pero en lugar de acompañarlos con el típico queso, me propuse hacer una versión más sana y con un toque más exótico. La lima al curry la conseguí menzclando pickles de lima picante (de venta envasado en tiendas especializadas) con curry y nata de almendras. Y cociné toda la receta con aceite de coco virgen, prensado en frío. Es un aceite delicioso que dará un toque distinto a tus platos. Además, es sanísimo consumirlo tanto crudo como cocinado.

Os animo a probar nuevas texturas y sabores como relleno en los crepes... porque al fin y al cabo, es como el pan, ¡admiten todo!



INGREDIENTES PARA 4 CREPES

Para la masa del crepe:
150 gramos de harina integral de espelta o trigo sarraceno (para versión sin gluten)
150 ml de agua
150 ml de leche de avena sin azucarar
Sal marina

Para el relleno del crepe:
1/2 cebolla roja
6 champiñones de tamaño mediano
150 ml de nata vegetal (en mi receta es de almendras)
1 cucharada de curry
2 cucharadas de aceite de coco
Sal marina
Pickles de lima picantes (en conserva)
Vinagre balsámico de manzana (opcional)

ELABORACIÓN
Primero elaboramos la masa del crepe y la dejamos reposar mientras hacemos el relleno. Para ello mezclamos todos los ingredientes de la masa y batimos enérgicamente para que no se hagan grumos. Dejamos reposar.

Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras finitas. Lavamos los champiñones y los cortamos en rodajas finas.

En una sartén ponemos dos cucharadas de aceite de coco y cuando esté caliente sofreímos la cebolla y los champiñones, salamos y cocinamos hasta que estén dorados y pierdan parte de su agua.

Agregamos la nata vegetal y el curry y mezclamos bien. Dejamos un minuto más en la sartén.

Untamos una crepera o una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de coco y vertemos una pequeña cantidad de la masa, extendemos bien y cuando se despegue de la superficie le damos la vuelta. Ponemos sobre ese lado 1/4 parte del relleno que hemos cocinado y cerramos el crepe con la ayuda de un utensilio de madera.

Cuando tengamos hechos todos los crepes emplatamos y servimos junto con un poquito de pickles de lima,  unas gotitas de vinagre balsámico, una ramita de hierba fresca a tu elección y unas rodajas de limón.




viernes, 24 de octubre de 2014

CREMA DE CALABAZA (MIS RECETAS DE COCINA ANTICÁNCER)


Hace unos días compré el nuevo libro de la Dra. Odile Fernández: Mis recetas de cocina anticáncer, En él nos orienta nutricionalmente con recetas concretas donde poder aplicar toda la teoría de su primer libro Mis recetas anticáncer.

El libro cuenta con unas fotografías preciosas realizadas por Heva Hernández, compañera bloguera que sin duda ha plasmado la luz y delicadeza que son tan típicas de su blog. Por si no lo conocéis, pasaros por Tarjeta de Embarque. 

Del libro ya he realizado 4 recetas. Todas estupendas y buenísimas. De las 3 primeras no hice foto. Pudo más las ansias por devorar los platos. Pero aquí os traigo una prueba fotográfica de la 4ª receta elaborada: una rica crema de calabaza (que ya va apeteciendo ahora que entra el frío) cargada de alimentos anticáncer: calabaza, zanahoria, cebolla, apio, puerro, cúrcuma, jengibre... fácil, barata y de temporada, ¿no?

La receta no es mía, como he dicho la podéis encontrar en el libro de Odile: Mis recetas de cocina anticáncer. No será la última que suba al blog puesto que hay recetas muy interesantes que queremos probar. Os animo a adquirirlo y poder elaborar recetas sencillísimas llenas de color y salud.


INGREDIENTES
600 gramos de calabaza
2 zanahorias
1 cebolla
1 rama de apio
1 puerro
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
1 trozo de cúrcuma fresca (o una cucharadita de cúrcuma en polvo)
1 trocito de jengibre fresco
Pimienta molida
1 cucharadita de orégano
1 cucharada de semillas de lino
Sal marina al gusto
Semillas de calabaza crudas (opcional)

ELABORACIÓN
Pelamos todas las verduras, incluido el jengibre, y las troceamos. Como en la elaboración de cualquier crema ponemos todas las verduras en una olla y cubrimos con agua. Añadimos el aceite de oliva virgen extra, el trozo de cúrcuma (yo utilicé cúrcuma fresca, se puede encontrar en herbolarios y le da un toque naranja espectacular a los platos) y pimienta negra.
Se cocina a fuego lento-medio durante unos 20 minutos, y una vez que veamos que todas las verduras están cocidas apagamos el fuego, añadimos una cucharada de semillas de lino y trituramos con la batidora. Rectificamos de sal, decoramos con semillas de calabaza crudas y servimos.



Siria, la catadora oficial de la casa

viernes, 17 de octubre de 2014

VEGÀLIA, BAR VEGANO EN MATARÓ (BARCELONA)


Si visitáis la costa del Maresme catalán o vivís cerca, no os perdáis la oportunidad de visitar este bar 100% vegetariano en la plaza Xammar 15 de Mataró. 

El local, aunque pequeño, es acogedor, y dispone de una terraza en la misma plaza Xammar junto a las ruinas arqueológicas. 

Nosotros nos encontramos una carta variada de tapas, cocas y hamburguesas, todas veganas. cosa a agradecer porque por la zona un vegetariano (si no tira de pizzerías o falafels) lo tiene difícil, y ya no digamos un vegano. 

El servicio fue muy atento y amable, y  enseguida nos ofrecieron un chupito de tomate como bienvenida. Un acierto puesto que acudimos en pleno verano y muy sedientos. Como anécdota contar que en la carta vienen algunos juegos, que si se adivinan, obtienes premio en la barra. Así la espera del plato se hace más corta. 



Para comer nos decidimos por pedir tapas para picar y de segundo cocas vegetales y hamburguesas.

Las croquetas caseras estaban buenísimas, las había de espinacas y de setas. 



También tuvimos curiosidad por probar la tortilla de patatas vegana sin huevo. El tamaño de las tapas es generoso, y va acompañada por tostadas de pan a la catalana (con tomate). Como bar vegano que es me imagino a la gente en la barra pidiendo una cerveza o un refresco y acompañando la bebida con una tapita de esta tortilla tan rica. 



Como plato principal optamos por cocas vegetales, la "Mataró" estaba compuesta por patata, champiñones y queso vegano fundido. Muy sabrosa.



La coca de hummus, pimientos y champiñones también estaba muy buena, aunque para nuestro gusto el hummus empalaga si hay demasiado y además está caliente. 




En la carta hay varios tipos de hamburguesas, la que pedimos nosotros era una Cheese Burguer, obviamente con queso vegano, un pan muy rico y acompañada con patatas fritas. 




El local dispone de muchas más tapas, así como otros platos de caliente. De postre nos ofrecieron como obsequio de la casa una brocheta de fruta con chocolate.




Además, en Vegàlia se imparten cursos de cocina vegana y desde sus fogones se colabora con asociaciones animalistas y santuarios de animales. También se realizan conciertos en su interior al abrigo de la luz de las velas...

Nosotros no encontramos más que detalles y muy buena iniciativa. 

Le deseamos mucha suerte a Vegàlia, sabemos que es difícil apostar por este tipo de gastronomía fuera de una gran ciudad, pero seguro que se hacen con una buena clientela fija concienciada con el veganismo. 



Vegàlia Bar
Xammar 15 Mataró
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...