viernes, 31 de julio de 2015

VERDURAS Y POLLO VEGANO A LA PARRILLA (LA CARNICERA VEGETARIANA)



Hoy os traigo receta para cocinar y compartir al aire libre en los días de verano (o en un parrilla casera como es mi caso)

Cuando los vegetarianos vamos de barbacoa solemos contentarnos con las típicas verduras, mientras los demás comen chuletas y embutidos a la brasa. 

Podemos ayudarnos de algunos sucedáneos de carne, como son estas brochetas o pinchos de pollo de la marca La Carnicera Vegetariana, que están espectaculares de sabor y textura, son veganas, y elaboradas con ingredientes naturales. 

Para tu barbacoa sólo necesitarás verduras  de temporada (esta foto la hice en primavera por lo que las alcachofas estaban en todo su esplendor). Ahora en verano puedes usar berenjenas, calabacines, cebollas... que quedan estupendas en la barbacoa y salen muy bien de precio. Estará todo mucho más sabroso si lo acompañas con una salsa a tu elección. Yo en mi caso lo acompañé con salsa romescu. 

Estas brochetas de pollo están buenísimas. Son las mismas que utilizan en algunos restaurantes veganos, como Rizoma en Barcelona, y son todo un éxito allí. Las puedes encontrar en tiendas de alimentación vegana o mirando en su página web

Y después de esta receta... me despido hasta después del verano. Vamos a tomarnos un descansito para coger el otoño con más ganas que nunca. 

¡FELICES VACACIONES!



jueves, 9 de julio de 2015

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE ATÚN (LA CARNICERA VEGETARIANA)


Hace un tiempo que tengo esta receta preparada para ser publicada, pero entre unas cosas y otras el tiempo va pasando. ¿Os acordáis de los productos de La Carnicera Vegetariana? A mi me encantan, porque tienen mucha variedad, desde tiras de pollo, carne picada, bacon... o como es este caso: atún. No todos los productos de La Carnicera Vegetariana son veganos. Viene muy bien indicado en el paquete aquellos que no contienen ningún alimento de procedencia animal. En el caso del atún no es vegano, ya que incluye algún subproducto animal como lácteo o huevo. Pero la empresa está totalmente volcada en poder veganizar al completo toda su gama de productos. 

Podéis ver las otras recetas que ya tengo publicadas con sus productos:

- Berenjena rellena de cebolla dulce y carne picada 

El sabor de este atún es de los más logrados que he probado. Tiene una textura muy suave, que recuerda al atún, y un ligero toque a mar. Ideal para ensaladillas rusas, ensaladas, empanadas... aunque yo me quise liar la manta a la cabeza y hacer una receta más elaborada con él. Hacía años que no podía volver a comer pimientos rellenos de atún o bacalao... así que me puse manos a la obra para hacerlos con este producto tan parecido al pescado. 

Los he querido hacer muy sencillos. De hecho, la base del relleno es solo atún, ajo, nata vegetal, cebolla y pan de espelta (se puede usar pan rallado normal)

Ideal acompañarlos con salsita y unas patatas gajo fritas. ¡A disfrutar!


Ingredientes:
Un bote de pimientos del piquillo de calidad (si puede ser cultivados en Navarra)
1 paquete de atún vegetariano de La Carnicera Vegetariana
1 cebolla mediana
3 diente de ajo
1/2 brick de nata vegetal (soja o avena)
Pan rallado o pan duro
Sal marina
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra

Para la salsa:
Tomate frito
Pimientos del piquillo

Acompañamiento:
patatas en gajo fritas o al horno

Elaboración:
En una sartén sofreímos con un buen chorro de aceite de oliva el ajo y la cebolla con un poquito de sal hasta que se doren. Agregamos el atún vegetariano y sofreímos 2 minutos a fuego medio. Añadimos entonces el pan rallado (o desmenuzado a trocitos muy pequeños). Cocinamos durante 2 minutos más. Entonces ponemos la nata vegetal. El pan absorberá enseguida el líquido de la nata, así que mejor apagamos el fuego. Salpimentamos y probamos de sal.

Vamos cogiendo los pimientos del bote, los escurrimos y reservamos a un lado. Con paciencia los vamos rellenando uno a uno con una cuchara de postre.

Cuando los tengamos todos, los ponemos en una fuente de horno.

Para hacer la salsa solo vamos a triturar un poco de tomate frito con el resto de pimientos del piquillo que nos han sobrado. Echamos en la fuente con los pimientos y metemos en el horno.

Tienen que quedar dorados, así que ponemos a 180ºC (depende del horno) durante 5 minutos y 2 minutos más gratinando solo en la parte superior.

Mientras todo está en horno pelamos, cortamos y freímos las patatas.

Servimos nuestro plato ¡y a disfrutar!


viernes, 26 de junio de 2015

EJEMPLO MENÚ 70% CRUDIVEGANO PARA FIN DE SEMANA

Viendo el éxito que ha tenido la lasaña crudivegana que os preparé el otro día, he pensado contaros cómo me alimento cuando decido hacer uno días crudiveganos o casi crudiveganos. A mi lo de los porcentajes no me llega a convencer... que si 70%, 80%... creo que es mejor escuchar al cuerpo y hacer caso de lo que te pide. Ahora con el calor del verano se nos hace mucho más fácil llevar una dieta con un alto porcentajes de crudos, así que os dejo con este ejemplo de menú para dos días (puede ser fin de semana o cuando más os apetezca). 

Los batidos y licuados los podéis hacer como más os gusten, yo aquí he usado dos veces sandía porque es una fruta de verano y lo que más abunda ahora en mi nevera. Pero se pueden adaptar a cualquier fruta de temporada.

Yo prefiero incluir lo cocinado por la noche, pero este ejemplo es muy versátil y abierto, por lo que podéis adaptar o cambiar todo lo que queráis. La esencia es lo que debe quedar: incluir un alto porcentaje de crudos, muy variados, con hojas verdes, y así ayudar al cuerpo a desintoxicarse, perder líquidos y respirar. 

Día 1.
Des-Ayuno
Batido verde: Espinacas, zumo de piña fresco y un plátano. Yo incluyo BoD.Tox de Energy Fruits (lúcuma, cardo mariano, chlorella y espirulina)

Si se tiene hambre a media mañana: fruta. (mejor de un solo tipo)




Comida: 
lasaña crudivegana, de la que ya te dejé la receta aquí.




Merienda:
 batido de sandía, leche de avena y mesquite. 



Cena: 
ensalada de garbanzos con remolacha y rábano rallado, tomate, pepino, brotes tiernos y taquitos de queso vegano (hecho con aceite de coco) - el queso totalmente prescindible- 








Dia 2

Des-ayuno: 
licuado de sandía, apio y manzana. Brevas y puñado de nueces. 



Comida:
 Crema fría de aguacate, manzana, yogur de soja natural, hierbabuena y limón (receta de ¿Y si nos cuidamos?)




Merienda: 
agua de coco fresco. Si no encontráis cocos frescos, la podéis comprar envasada aunque no sabe igual ni guarda las mismas propiedades. También os podéis hacer cualquier otro tipo de zumo fresco, licuado o batido. 

Imagen de Vitadelia.com

 Cena:
pimientos de padrón a la plancha, hojas de endibia rellenas de hummus de garbanzos y guacamole casero. 



domingo, 14 de junio de 2015

LASAÑA CRUDIVEGANA DE CALABACÍN CON SALSAS PESTO, FALSO TOMATE FRITO Y QUESO EN POLVO VEGANO



El viernes 12 de junio realicé mi primer taller sobre batidos verdes, licuados y salsas crudiveganas. Curiosamente una de las cosas que más gustaron y sorprendieron fueron las salsas. Para la ocasión preparé una salsa pesto de aguacate, la cual ya publiqué hace un tiempo en el blog y podéis ver AQUÍ; y un falso tomate frito de sabor espectacular y súper sencillo de hacer. 

Algunas asistentes me comentaron que muchas veces ven este tipo de recetas en blogs, pero que no se animan a probarlas en casa porque les parece que por los ingredientes y la sencillez no será para tanto... pero no, yo os animo a que las hagáis porque decir bueno es quedarse muy muy corta. 

Taller en Herbolari Mandala


Para el taller preparé estas salsas y las ofrecí a probar encima de unos sencillos tallarines de calabacín hechos con pelador. Todavía no tengo una Spirali, pero espero hacerme con una bien pronto para futuros talleres. 

Sin más, os dejo con la lasaña, que como sabéis, se crucina sin horno ni calor, se prepara en un periquete y con ingredientes muy sencillos. 




Ingredientes: 

1 calabacín cortado a láminas muy finas 

Salsa pesto de aguacate
Receta ya publicada, verla aquí

Falso tomate frito: 
1 tomate pera maduro
6 tomates secos macerados en aceite de oliva virgen
3 dátiles
Sal marina
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Chorrito de sirope de agave (opcional)

Queso vegano en polvo: 
Receta publicada anteriormente, verla aquí




Elaboración:

Cortamos el calabacín en tiras muy finas con ayuda de un cuchillo o mandolina. 

Preparamos las salsas por separado con una picadora o batidora. El pesto debe quedar muy potente de sabor, y el tomate tirando a dulzón para crear el contraste perfecto. 

En un molinillo trituramos el puñado de almendras junto a la sal marina y la levadura nutricional. 

Y ya tenemos todo preparado para montar nuestra lasaña: 

Vamos alternanado capas de calabacín, salsa pesto, calabacín y salsa de tomate sucesivamente. Como topping final espolvoreamos el queso en polvo, y echamos un chorrito de aceite de oliva y la hierba seca que queramos. 




miércoles, 20 de mayo de 2015

SOPA FRIA DE HINOJO, PEPINO, APIO, AJO, MENTA Y LIMÓN



Sopita fría muy sencilla de hacer. Otra forma de tomar un batido verde, darle la vuelta y presentarlo como un entrante o cenita ligera.

Ingredientes:
1/4 de bulbo de hinojo
1 pepino
1 rama de apio
1 diente de ajo
7/8 hojas de menta fresca
1 limón pelado
Sal del Himalaya
Pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra
Agua

Elaboración:
Metemos en la batidora de vaso todos los ingredientes junto con un chorrito de agua mineral. Trituramos bien. Probamos de sal, pimienta y limón (el limón va entero sin piel, no sólo el zumo)

Si los ingredientes estaban en la nevera servimos directamente. Si no, metemos la sopa en la nevera hasta que se enfríe y servimos.

sábado, 16 de mayo de 2015

NOODLES DE ARROZ CON SHIITAKE, TOFU FRITO Y SALSA DE MISO





No me podéis dejar sola en una tienda de alimentación del mundo. En la sección oriental me vuelvo loca. Hay tantos alimentos veganos y tantas cositas exóticas que me lo llevaría todo. 

Hace unos días compré noodles de arroz, y pensé prepararlos con una salsa estilo chino. Pero quería que fuera sencilla y muy rápida de hacer. 

También compré tofu frito, que lo venden refrigerado. Nunca lo había probado, y pensé que lo mejor, para darle sabor, era macerarlo antes. 

La verdad es que me quedó un plato muy sabroso, rápido de hacer y que repetiremos seguro. 



Ingredientes
4 nidos de noodles de arroz japoneses (para dos personas)
6 trozos de tofu frito 
6 setas shiitake
Aceite de oliva virgen extra (ideal aceite de sésamo tostado)
Pimienta
Agua


Para macerar el tofu frito: 
4 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de vinagre de arroz
1 cucharada de sirope de agave
4 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta negra


Salsa de miso
4 cucharadas de salsa de soja
4 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de sirope de agave
1 cucharadita de miso





Elaboración

En un bol ponemos a macerar el tofu frito. Añadimos todos los ingredientes, mezclamos y ponemos el tofu. Dejamos macerar una hora mínimo. Podemos apretar el tofu con las manos dentro de la salsa para que la absorba. 

Por otra parte, cocemos los noodles, que son muy rápidos (2 minutos) en una cazuela con abundante agua ligeramente salada. Escurrimos y reservamos. 

En una sartén salteamos con unas gotas de aceite las setas shiitake que habremos limpiado y cortado en láminas finitas. Cuando estén tiernas, añadimos el tofu y doramos por todas sus partes. Podemos salpimentar.

Mezclamos los noodles con la seta shiitake y el tofu. 

Mezclamos los ingredientes de la salsa de miso y echamos por encima, cuando el fuego ya está apagado, así no se pierden sus propiedades. 





miércoles, 13 de mayo de 2015

MY PILLOW, RESTAURANT VEGETARIÀ (BARCELONA)




Hace escasamente un mes abrió sus puertas un nuevo restaurante vegetariano en la ciudad condal. En poco tiempo estamos encontrando nuevos sitios, cada cual diferente, apoyando nuestro estilo de vida. ¡Y creo que esto es para celebrarlo! 

My Pillow es un restaurante-café vegetariano donde la especialidad es la comida rápida saludable. El objetivo del local es ofrecer una alternativa de comida vegetariana que aúne lo saludable y a su vez, servicio rápido. 

Ya en la misma puerta del establecimiento podemos encontrar una extensa pizarra donde nos cuentan los platos más destacados de su carta: desde tapas muy variadas y para todos los gustos, ensaladas, gazpachos, cremas... a sandwiches, hamburguesas, rolls, noodles, pasta... y arroces.

Para los veganos hay mucha variedad, e incluso, para aquellos que como nosotros, vamos huyendo un poquito del trigo y el gluten en general. Hicimos una cena estupenda, sin problemas para elegir platos, con un servicio muy atento (siempre ayudando a elegir los platos, informando de ingredientes y preocupándose por que todo estuviera correcto). 

Además, dispone de menú a medio día a precio económico y un menú degustación para dos personas con muy buena pinta, y que hubiéramos elegido si no incluyera platos con gluten. Pero os lo recomiendo por la variedad y el precio. Las hamburguesas nos hacían ojitos. 







Estos fueron los platos que pudimos degustar en la cena. Decidimos compartirlo todo. Comenzamos por unas patatas bravas que estaban de muerte. Son patatas bravas muy originales, al estilo My Pillow, presentada en gajos con piel, nada aceitosas y con trocitos de romero fresco. La salsa, aunque poquita, muy buena y picantona. 


Patatas bravas



Continuamos con un guacamole casero con chips de plátano. El guacamole muy suave (yo es que estoy acostumbrada a ponerle mucha lima) y las chips muy originales, una buena forma de comerlo sin pan o nachos de maíz. 


También decidimos pedirnos un gazpacho casero cada uno. Estaba muy bueno y fresquito. 






Como primer plato principal compartimos una ensalada de quinoa, muy suavecita, entraba fácilmente. ¡Las olivas estaban de rechupete!


Ensalada de quinoa



Y de segundo compartimos un plato de arroz: bowl de arroz con tofu, pepino, brócoli, huevo, zanahoria y salsa gochujang (picante, me quedé con ganas de más). Los platos se pueden veganizar pidiendo que los hagan, por ejemplo, sin huevo.


Bowl de arroz con tofu, verduras y huevo


Aunque no la pedimos, os dejo con una imagen de su hamburguesa. Y con los links tanto de su web como de su facebook para que echéis un vistazo a los demás platos y noticias frescas desde My Pillow.


Imagen vista en www.mypillowcafe.com







My Pillow Restaurant
Carrer Villarroel 227, 08036 Barcelona

Abierto de lunes a sábado
935113852






jueves, 30 de abril de 2015

CREMA DE ZANAHORIAS



Hoy te traigo esta sencilla receta que cuenta con tan solo 4 ingredientes: cebolla, zanahoria, nata de avena y semillas de lino (sin contar el agua y la sal marina)

Me encanta hacer cremas de verduras donde solo haya una protagonista, porque así se aprecia muchísimo más su sabor y textura. 

Esta crema es ideal para las noches frescas que todavía tenemos, e ideal también para preparar al cuerpo para el ayuno que supone la noche (hasta que volvemos a comer en el desayuno). 

Estos días ando preparando al cuerpo para realizar un detox. Pero no un detox cualquiera, puesto que va a ser un detox grupal. Si queréis uniros a él sólo tenéis que entrar en el grupo Detox 10 Días de Facebook y solicitar entrar. Ya somos casi 300 participantes, que estaremos dándolo todo y compartiendo la experiencia, dando ideas y apoyándonos mutuamente. En el proyecto no estoy sola, me acompañan como administradoras del grupo otras blogueras molonas: Alba de Mi vida con un vegano, Rosa de ¿Y si nos cuidamos?, Miren de Paraíso Vegetal y Míriam de Gastrocenicienta. ¡Va a ser un gran evento!

Sin más, la receta:

Ingredientes
1/2 cebolla grande
5-6 zanahorias
Agua
Sal marina
Aceite de oliva
250 ml. de nata de avena
2 cucharadas de semillas de lino

Elaboración
Ponemos en una olla a sofreír con un chorrito de aceite de oliva la media cebolla cortada en trozos no muy pequeños (después trituraremos). Cuando comience a ponerse ligeramente dorada agregamos la zanahoria (previamemte lavada) a trozos irregulares. Sofreímos 1 minuto y cubrimos con agua. Salamos y dejamos que cueza unos 20 minutos. Pasados estos minutos, trituramos con la batidora. Añadimos la nata y las semillas de lino y volvemos a triturar. Probamos de sal. Podemos ponerlo de nuevo al fuego para que liguen todos los ingredientes y sabores. Servimos y podemos decorar con una ramita de hojas de zanahoria.

sábado, 25 de abril de 2015

#SanidadDesnutrida, LLAMADA A LA MOVILIZACIÓN CIUDADANA



Hoy te traigo una entrada diferente. No te traigo receta, ni crónica sobre restaurante vegetariano. Hoy vamos a hablar de algo que me afectó a mi, y nos afecta a todos y todas. 

¿Te has preguntado alguna vez porqué cuando acudes a tu médico de cabecera y te dice que tienes el colesterol alto, o que tienes que adelgazar, o que tienes triglicéridos, o que tienes azúcar... se limita a sacar la misma hojita a todo el mundo con una dieta de x calorías, limitándote muchísimos alimentos? ¿O porqué cuando acudes a por los resultados de tus análisis de sangre y tienes anemia se limita a decirte que comas mucha carne roja? ¿O porqué te dice que tomes mucha leche "que tiene mucho calcio", o mejor, un Densia que ahora está de moda, sin preocuparse porqué pierdes calcio y/o porqué no lo asimilas? 

Tenemos la respuesta (y sería tan fácil solucionarlo):


En la sanidad española no hay profesionales de la nutrición y la dietética (D-N y TSD) para poder atenderte. 

¿Cuánta medicación nos ahorraríamos si en lugar de escuchar: "señora, su marido tiene los triglicéridos por las nubes, que deje el chorizo y se pasee cada día media hora",  un profesional del ámbito de la nutrición (los médicos no han estudiado nutrición) nos ayudara y nos hiciera un seguimiento, nos adaptara una dieta personalizada y pudiéramos solucionar (y prevenir) muchas dolencias así? 





Abril es el mes de la #SanidadDesnutrida. Durante todo el mes de abril y hasta el día 10 de mayo, que es el día de la gran manifestación en Madrid a las puertas del Ministerio de Sanidad, seremos varios blogueros y blogueras de diferentes ámbitos (cocina, nutrición, salud...) los que crearemos una entrada cada día para ayudar a difundir la iniciativa que se promueve desde Dietética sin patrocinadores y desde el blog de Lucía Dime qué comes. Si tú también quieres colaborar, copia y pega el manifiesto adjuntado abajo en tu blog, página de facebook... 


Mi historia

Y para aportar mi granito de arena he decidido crear una entrada donde os explique cómo hubiera sido mi vida si desde el principio hubiera habido un profesional de la nutrición que me ayudara a sanarme a través de la alimentación. 

Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando nací y me diagnosticaron intolerancia a la lactosa quizás el médico de cabecera no me hubiera obligado a tomar lácteos (poco a poco) aún sin gustarme ni sentarme bien, porque según ellos eran la única gran fuente de calcio existente y no iba a crecer.



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando acudí con 12 años por problemas hormonales tal vez hubieran podido frenar mis reglas dolorosas y abundantes a través de la alimentación, mis problemas de hirsutismo, mi alopecia... Simplemente, me mandaron la anticonceptiva. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 16 años llegué a pesar 86 kilos quizás hubiera adelgazado poco a poco y de forma saludable enseñándome a qué comer cuando tienes hipotiroidismo. En lugar de eso me mandaron una dieta hipocalórica que acabó por provocarme anemia. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 21 años me encontraron 3 quistes en los ovarios tal vez en lugar de operarme hubiera podido reducirlos corrigiendo mi pobre y dañina alimentación de aquellos años.



Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando he tenido recurrentes infecciones de orina e infecciones vaginales, me hubieran podido advertir de qué alimentos estaban haciendo que las bacterias proliferaran y cuáles las eliminarían.





Podría seguir así enumerando casos de familiares, amigos y conocidos: casos de cáncer muy cercanos, casos de prostatitis, de cólicos biliares y nefríticos, alzheimer, obesidad mórbida, hospitalizaciones de larga estancia con menús horribles... todos casos que pueden verse mejorados e incluso curados con una correcta alimentación bien guiada por un profesional.

Mi vida ha girado siempre en todo momento en torno a mis problemas hormonales, y la anticonceptiva siempre era la solución. Nadie me dijo qué comer y qué no comer en mi situación. Pero yo, que soy cabezona y me gusta aprender, sabía que podía hacer mucho más por mi a través de la alimentación. Realmente me hicieron abrir los ojos. 

Yo tuve el poder de cambiar, el poder de querer acabar con el "problema", el poder de cambiar mi alimentación y comer conscientemente..

Pero la mayoría de la población no tienen esta "fuerza de voluntad", o estas ganas, o este impulso por ir contracorriente. La mayoría de la población ni siquiera distingue una proteína de un carbohidrato. Y necesitan un profesional que les ayude y les guíe (como me hubiera ayudado a mi cuando era analfabeta en la nutrición)

Me volví vegetariana a los 22 años por salud, y durante estos diez años que llevo alimentándome así he frenado mis problemas hormonales y he podido ir controlando mis niveles de estrógenos por largas temporadas.





Os copio el manifiesto entero para que ayudéis a movilizar y correr la voz: 

10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18)
¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!
¿Por qué necesitas Dietistas-Nutricionistas (DN) y Técnicos Superiores en Dietética (TSD) en tu sanidad?
   Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1).
   Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento de elección por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo.
   Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan, desde el ámbito público, con el apoyo de las profesiones que deberían controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil.
   Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Dietistas-Nutricionistas ni Técnicos Superiores en Dietética en atención primaria o pediatría.
   Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente. Y puede evitarse.
  Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3).
   Porque queremos que tengas profesionales de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación,  a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos.
¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?
  En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD) y los Técnicos Superiores en Dietética.  Ambos deben formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.
¿Quién se encarga ahora de la alimentación?
  Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo en conjunto por el DN y el TSD las realiza personal ya saturado con sus propias funciones y sin formación específica (enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano.
FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PIDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA.
AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA.
En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.
¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa!
Moviliza este manifiesto.
Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales
Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás.
Acude y haz porque todos te acompañen.
Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!






viernes, 17 de abril de 2015

ENSALADA DE GARBANZOS, BERENJENA Y MENTA




Con esta receta me presento al concurso de Mis Recetas Anticáncer, que la dr. Odile Fernández organiza con mucho cariño cada año. Yo me he presentado desde la primera edición (y algún año ha caído premio) y siempre es un placer participar y colaborar en la creación de recetas saludables. Podéis participar hasta el 1 de mayo. 

Este año he creado una receta súper sencilla inspirada en mi gastronomía mediterránea favorita, la cocina siria: ingredientes frescos y sencillos, sabrosos y con muchas propiedades. No quería abusar de plato muy elaborado... ya sabemos que lo menos procesado y lo crudo es lo más natural y lo que tiene más vida. 

Debe quedar con un sabor bastante potente a limón y ligero a menta. He querido hacer una receta que fuera sencilla y cuyos ingredientes se puedan encontrar en cualquier despensa, para demostrar que comer sano y anticáncer no es difícil y no siempre tenemos que recurrir a alimentos raros. Las propiedades de los ingredientes son por todos conocidas. ¡Espero que os guste!

Ingredientes: 
400 gramos de garbanzos cocidos (mejor cocerlos en casa con un trocito de alga kombu)
1 tomate grande maduro cortado a cuadraditos
1/2 cebolla blanca dulce cortada a cuadraditos pequeños. 
1 manojo de lechugas frescas variadas (roble, romana, canónigos...) bien lavadas y picaditas en trozos pequeños
1 manojo de menta fresca picadita
Aceite de oliva virgen extra
Zumo de un limón grande
Sal marina o del Himalaya
Especias, una pizca de cada una: comino, cilantro seco, pimienta negra, canela, perejil seco (todo molido en un molinillo al momento para que desprenda todo su aroma)
1/2 berenjena cortada en medias lunas muy finitas. 

Elaboración:
Mezclamos todos los ingredientes de nuestra ensalada y aliñamos con el aceite de oliva virgen extra, el zumo de limón, una pizca de sal marina y las especias recién molidas. 

Por otra parte lavamos bien la berenjena y sin pelarla la cortamos en dos longitudinalmente. Hacemos rodajas finitas en forma de media luna. En una sartén sin teflón echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y hacemos las berenjenas hasta que comiencen a dorarse. Podemos salpimentar para acentuar su sabor. 

Colocamos la berenjena alrededor del plato, como si fueran los pétalos de una flor. Decoramos con una ramita de menta fresca y servimos templada. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...