domingo, 11 de marzo de 2012

RISOTTO INTEGRAL DE ZANAHORIA, MANZANA Y COCO


Este es un risotto un poco especial, tal y como habréis visto por el nombre. Lo primero, que está hecho con arroz integral. Hoy me apetecía comer risotto, pero sabéis que el risotto sale mejor con un arroz blanco y redondo... lo que me ocurre es que desde que probé y me acostumbré al arroz integral, el arroz blanco no me gusta nada. ¿No os pasa lo mismo? Es como si se me hiciera una bola en la boca, insípida. Lo mismo me ocurre con la pasta blanca, incluso a veces con el pan. 

Lo segundo especial de este risotto es que está hecho con leche de coco en lugar de con queso y mantequilla. Esto le da un toque "oriental" muy rico, y claro está, un sabor nada parecido al clásico risotto con queso. 


--------------------------------------------------------------------------
Ingredientes:
4 puñados de arroz integral
3 zanahorias pequeñas
2 dientes de ajo
Pequeñas cantidades de verduras variadas: calabacín, cebolla morada, puerro
1 manzana pequeña
1 pastillita de caldo vegetal
200 ml leche de coco
Agua
Sal, pimienta, nuez moscada
1/2 cucharada de margarina (sin grasas hidrogenadas) (opcional)
Coco rallado (opcional)
Aceite de oliva virgen

Elaboración: 
En una olla antiadherente echamos un buen chorrito de aceite de oliva y ponemos el ajo laminado. Damos unas vueltas y agregamos la zanahoria cortada a medias rodajitas. A continuación ponemos las verduras variadas que hayamos elegido. Yo he puesto un poquito de calabacín (dos rodajas a trocitos), un poquito de puerro y media cebolla morada pequeña. Echamos una pizca de sal (no demasiada para no salarlo en exceso)

Seguimos dando vueltas para evitar que se queme. En seguida echamos la manzana cortada a cuadraditos. Seguimos moviendo y por último ponemos el arroz integral. Seguimos cociendo sin agua, para que el arroz se dore un poquito. Aprovechamos ahora y añadimos la pastilla de caldo vegetal desmenuzada.

A los pocos minutos ponemos agua hasta que se cubran los ingredientes. Mantenemos hasta que hierva y una vez rompa el hervor bajamos el fuego y esperamos a que se reduzca el agua, removiendo de vez en cuando. 

Entonces ya el método es el mismo que cualquier risotto, ir añandiendo agua cuando veamos que se va quedando más seco.

Cuando veamos que el arroz comienza a estar blandito (el integral tarda más), la última vez que se agrega líquido, en lugar de agua echaremos la leche de coco. Dejamos que se vuelva a reducir hasta conseguir una textura "pastosa". Vamos probando de sal, y agregamos pimienta y nuez moscada.

Una vez apagamos el fuego, añadimos la media cucharada de margarina y removemos (así se le da brillo)

Cuando lo emplatemos decoramos con coco rallado en sustitución del queso (aunque también puede quedar bueno con él)


3 comentarios:

  1. Bueno, eliminando el coco (que no es muy amigo mío, salvo el agua de coco) creo que me animaré a probar esta receta :p

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Yo es que normalmente no utilizo mantequilla y queso para los rissotos y sí que tienes razón cuando empiezas a comer productos integrales, los refinados te resultan más insulsos. Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...