martes, 6 de enero de 2015

POTAJE DE AZUKIS CON ALCACHOFAS



Te presento una receta de esas que impregnan la casa con todo su aroma y cuecen a fuego lento, sin prisas... calentando el invierno. 
Estamos ya en plena temporada de alcachofas, un alimento que viene siempre fenomenal para limpiar nuestro organismo, pero que después de las navidades se convierte en ingrediente clave para poder limpiar nuestro hígado. 
Para este potaje solo necesitas dos ingredientes: judías azukis y alcachofas. Fácil, ¿no? Las azukis son un tipo de legumbre muy rico en proteína y que nos ayuda a cuidar el riñón... de ahí la forma que tienen. ¿Te habías fijado?

Como siempre, me encanta reunir en una misma receta alimentos con grandes propiedades. Aquí encontrarás cebolla morada, jengibre, comino, aceite de oliva virgen extra... y cómo no, las azukis y la alcachofa. Bon appetit!




Ingredientes
Aceite de oliva virgen extra
1/2 cebolla morada 
5 centímetros de jengibre fresco
Comino en grano
1 cucharada de pimentón de la Vera
3 cucharadas de tomate frito
4 puñados de azukis
4 alcachofas
Agua ó caldo de verduras
Sal marina

Elaboración
Ponemos los 4 puñados de azukis en remojo la noche de antes.

En una olla echamos un buen chorro de aceite de oliva y sofreímos la cebolla morada cortada en cuadraditos pequeños. Cuando comience a estar dorada, agregamos el jengibre (pelado y cortado muy finamente) junto con una pizca de comino en grano. Removemos bien. 

Añadimos a la olla el pimentón de la Vera, y enseguida, para evitar que se queme, ponemos las 3 cucharadas de tomate frito. 

Entonces agregamos las judías azukis, las cuales habremos escurrido de su agua de remojo. Dejamos que se sofrían unos 2 minutos sin parar de remover. 

Cubrimos todos los ingredientes con abundante agua. Agregamos sal al gusto. 

Lavamos y pelamos las alcachofas hasta dejar las hojas tiernas. Cortamos en rodajitas y agregamos al potaje. 

La azuki tarda en cocer entre una hora y media o dos, así que vigila continuamente que el potaje no se quede sin caldo. Prueba de sal y corrige si es necesario. 

Si echas la alcachofa al principio, como hice yo, quedará muy cocida e integrada con el potaje. Si quieres encontrarte la alcachofa más entera, espera a integrarla en el potaje los últimos 20 minutos. 



8 comentarios:

  1. Me encantan estos potajes!!. Las.fotos dicen comeme!!!. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Siiii, son tan fáciles de hacer y el resultado siempre merece la pena. Graaaacias!

    ResponderEliminar
  3. Que buenooooo,...... El tema de las potajes es lo más y este tiene una pinta deliciosa, que rico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se pueden hacer maravillas y con mil ingredientes. Gracias guapaaaa

      Eliminar
  4. Muy buen potaje!! Es verdad lo de las azuki, la naturaleza es muy sabia... igual que las nueces tienen forma de cerebro o la zanahoria forma del ojo. A Siria también le gusto, no? :) Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Ester, la naturaleza es sabia... igual pasa con las granadas, las remolachas.. :) Siria es una oliscona, todo lo huele pero luego sale corriendo!

      Eliminar
  5. Ana fantástico tu potaje.
    Vaya!!! solo me ha faltado olerlo jjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con ese humito de recién hecho... parece que se huela! ;) Besitos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...