sábado, 25 de abril de 2015

#SanidadDesnutrida, LLAMADA A LA MOVILIZACIÓN CIUDADANA



Hoy te traigo una entrada diferente. No te traigo receta, ni crónica sobre restaurante vegetariano. Hoy vamos a hablar de algo que me afectó a mi, y nos afecta a todos y todas. 

¿Te has preguntado alguna vez porqué cuando acudes a tu médico de cabecera y te dice que tienes el colesterol alto, o que tienes que adelgazar, o que tienes triglicéridos, o que tienes azúcar... se limita a sacar la misma hojita a todo el mundo con una dieta de x calorías, limitándote muchísimos alimentos? ¿O porqué cuando acudes a por los resultados de tus análisis de sangre y tienes anemia se limita a decirte que comas mucha carne roja? ¿O porqué te dice que tomes mucha leche "que tiene mucho calcio", o mejor, un Densia que ahora está de moda, sin preocuparse porqué pierdes calcio y/o porqué no lo asimilas? 

Tenemos la respuesta (y sería tan fácil solucionarlo):


En la sanidad española no hay profesionales de la nutrición y la dietética (D-N y TSD) para poder atenderte. 

¿Cuánta medicación nos ahorraríamos si en lugar de escuchar: "señora, su marido tiene los triglicéridos por las nubes, que deje el chorizo y se pasee cada día media hora",  un profesional del ámbito de la nutrición (los médicos no han estudiado nutrición) nos ayudara y nos hiciera un seguimiento, nos adaptara una dieta personalizada y pudiéramos solucionar (y prevenir) muchas dolencias así? 





Abril es el mes de la #SanidadDesnutrida. Durante todo el mes de abril y hasta el día 10 de mayo, que es el día de la gran manifestación en Madrid a las puertas del Ministerio de Sanidad, seremos varios blogueros y blogueras de diferentes ámbitos (cocina, nutrición, salud...) los que crearemos una entrada cada día para ayudar a difundir la iniciativa que se promueve desde Dietética sin patrocinadores y desde el blog de Lucía Dime qué comes. Si tú también quieres colaborar, copia y pega el manifiesto adjuntado abajo en tu blog, página de facebook... 


Mi historia

Y para aportar mi granito de arena he decidido crear una entrada donde os explique cómo hubiera sido mi vida si desde el principio hubiera habido un profesional de la nutrición que me ayudara a sanarme a través de la alimentación. 

Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando nací y me diagnosticaron intolerancia a la lactosa quizás el médico de cabecera no me hubiera obligado a tomar lácteos (poco a poco) aún sin gustarme ni sentarme bien, porque según ellos eran la única gran fuente de calcio existente y no iba a crecer.



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando acudí con 12 años por problemas hormonales tal vez hubieran podido frenar mis reglas dolorosas y abundantes a través de la alimentación, mis problemas de hirsutismo, mi alopecia... Simplemente, me mandaron la anticonceptiva. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 16 años llegué a pesar 86 kilos quizás hubiera adelgazado poco a poco y de forma saludable enseñándome a qué comer cuando tienes hipotiroidismo. En lugar de eso me mandaron una dieta hipocalórica que acabó por provocarme anemia. 



- Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando con 21 años me encontraron 3 quistes en los ovarios tal vez en lugar de operarme hubiera podido reducirlos corrigiendo mi pobre y dañina alimentación de aquellos años.



Si hubiera habido un profesional de la nutrición y la dietética cuando he tenido recurrentes infecciones de orina e infecciones vaginales, me hubieran podido advertir de qué alimentos estaban haciendo que las bacterias proliferaran y cuáles las eliminarían.





Podría seguir así enumerando casos de familiares, amigos y conocidos: casos de cáncer muy cercanos, casos de prostatitis, de cólicos biliares y nefríticos, alzheimer, obesidad mórbida, hospitalizaciones de larga estancia con menús horribles... todos casos que pueden verse mejorados e incluso curados con una correcta alimentación bien guiada por un profesional.

Mi vida ha girado siempre en todo momento en torno a mis problemas hormonales, y la anticonceptiva siempre era la solución. Nadie me dijo qué comer y qué no comer en mi situación. Pero yo, que soy cabezona y me gusta aprender, sabía que podía hacer mucho más por mi a través de la alimentación. Realmente me hicieron abrir los ojos. 

Yo tuve el poder de cambiar, el poder de querer acabar con el "problema", el poder de cambiar mi alimentación y comer conscientemente..

Pero la mayoría de la población no tienen esta "fuerza de voluntad", o estas ganas, o este impulso por ir contracorriente. La mayoría de la población ni siquiera distingue una proteína de un carbohidrato. Y necesitan un profesional que les ayude y les guíe (como me hubiera ayudado a mi cuando era analfabeta en la nutrición)

Me volví vegetariana a los 22 años por salud, y durante estos diez años que llevo alimentándome así he frenado mis problemas hormonales y he podido ir controlando mis niveles de estrógenos por largas temporadas.





Os copio el manifiesto entero para que ayudéis a movilizar y correr la voz: 

10/05/2015, 12:00 – Frente MSSSI (Paseo del prado, 18)
¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!
¿Por qué necesitas Dietistas-Nutricionistas (DN) y Técnicos Superiores en Dietética (TSD) en tu sanidad?
   Porque 3/4 partes de las muertes en países desarrollados se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, siendo la alimentación uno de los pilares principales, y en España no puedes acceder gratuitamente al profesional mejor formado para orientarte (1).
   Porque en patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, antes de la medicación va la alimentación. Porque nos estamos saltando la prevención y el primer tratamiento de elección por falta de profesionales sanitarios capacitados para aplicarlo.
   Porque ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen. Los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas no cuentan, desde el ámbito público, con el apoyo de las profesiones que deberían controlar uno de los pilares fundamentales de su tratamiento y ayudarles a hacer su vida más fácil.
   Porque tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento, y no hay Dietistas-Nutricionistas ni Técnicos Superiores en Dietética en atención primaria o pediatría.
   Porque el 30-50% de los pacientes hospitalizados se desnutren (2), y los profesionales especializados que deberían cuidar de ellos no están presentes en la sanidad pública. Se alargan las hospitalizaciones y la recuperación de esos pacientes se resiente. Y puede evitarse.
  Porque los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50€ en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad porque disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida de esas poblaciones (3).
   Porque queremos que tengas profesionales de referencia y de acceso libre que te asesore en temas de alimentación,  a lo largo de tu vida y la de los tuyos, adaptando el consejo a tus necesidades en cada momento, con la misma garantía que nuestra sanidad cuida de tu salud en el resto de ámbitos.
¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?
  En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados en NHyD) y los Técnicos Superiores en Dietética.  Ambos deben formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.
¿Quién se encarga ahora de la alimentación?
  Actualmente las funciones que deberían ser llevadas a cabo en conjunto por el DN y el TSD las realiza personal ya saturado con sus propias funciones y sin formación específica (enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia con consejos genéricos. La dietoterapia brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales. Y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético temprano.
FALTA ALGO EN TU SANIDAD, PIDE ATENCIÓN NUTRICIONAL ESPECIALIZADA Y APOYA LA CAMPAÑA.
AHORREMOS EN FÁRMACOS Y ATENCIÓN SANITARIA INVIRTIENDO EN SALUD Y CALIDAD DE VIDA.
En una #SanidadDesnutrida pierdes . Alimenta tu salud.
¿Qué puedes hacer? ¡Difunde y participa!
Moviliza este manifiesto.
Visibiliza tu unión: únete a #SanidadDesnutrida en las Redes Sociales
Participa: esto no va a quedar sólo en una convocatoria. Ya lo verás.
Acude y haz porque todos te acompañen.
Ayúdanos: que, para reclamar lo justo, ¡seamos una sola voz!






4 comentarios:

  1. Que bonito (y duro) tu post! ojalá pronto no sea necesario decir estas cosas. Muchas gracias Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Lucía, necesitaba contarlo :) Gracias a vosotros por luchar

      Eliminar
  2. Gracias por ser la voz de muchas personas que ha sufrido y sufren por una #SanidadDesnutrida

    Esta cosas son las que nos dan fuerza a los profesionales para seguir luchando por un cambio

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Laura, esperemos que un día nadie más vuelva a sufrir por no saber qué le pasa a su cuerpo, como era mi caso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...