miércoles, 3 de diciembre de 2014

CREMA DE REMOLACHA E HINOJO



Después de un mes sin publicar vuelvo con muchas fuerzas al blog y a la cocina. He pasado un mes de pequeños cambios, adaptándome al nuevo trabajo y al nuevo instituto, a los alumnos, las evaluaciones... pero ahora las aguas vuelven a su cauce y todo fluye más tranquilo. 

Esta receta la tenía guardada en el cajón llamándome a gritos, ya que tanto la remolacha como el hinojo son dos hortalizas de temporada otoñal y no querían irse sin que pudieras probarlas en tu cocina. 

Ya sabes que la remolacha tiene miles de propiedades. Es una alimento muy poderoso ya que su precioso pigmento rojo es anticancerígeno, además de poseer propiedades rejuvenecedoras y mucho hierro entre otros minerales. El hinojo, aunque menos conocido quizás, también es una hortaliza muy recomendada no solo por su sabor si no por sus propiedades, entre las que contamos su poder diurético (elimina líquidos), digestivo así como también una importante cantidad de hierro. Si este plato lo combinamos con una buena ensalada aderezada con limón, rico en vitamina C, absorberemos mejor el hierro de la crema. 

Se trata de una crema muy sencilla de hacer, sin grandes complicaciones y de alimentos sencillos y baratos.

Queda bien en ocasiones especiales... así que ¡no dudes en introducirla en tu menú cuando quieras conquistar a tus invitados!

Ingredientes
1 patata
1 remolacha cruda
1 bulbo de hinojo
1 cebolla roja
Sal marina
Aceite de oliva virgen extra
Cúrcuma en polvo o fresca
Pimienta negra
1 cucharada de semillas de lino
Nata vegetal (yo usé de almendras)

Elaboración
En una olla calentamos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente agregamos las hortalizas previamente lavadas, peladas y cortadas en trozos medianos. Añadimos una pizca de sal.

Sofreímos durante 2 minutos a fuego medio-fuerte y añadimos agua hasta cubrir todos los ingredientes.

Cuando comience a hervir bajamos el fuego y agregamos una cucharadita de cúrcuma en polvo (también puedes usar cúrcuma fresca cortada en pequeños daditos) y pimienta negra.

Cuando las hortalizas estén tiernas probamos de sal y añadimos más si fuera necesario.

Con una batidora trituramos todo y cuando no queden grumos añadimos una cucharada de semillas de lino para espesar.

A la hora de emplatar adornamos con un chorrito de nata vegetal y una ramita de hinojo fresco. 





6 comentarios:

  1. Estupendo que vayas encontrando la normalidad otra vez :-)))
    Con esa crema te va a ir muchooooo mejor jjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mijú!!!! La crema reconforta y da energía! ;)

      Eliminar
  2. Me acabas de recordar que este fin de semana pasado iba a comprar el dichoso hinojo y no hubo manera... era para hacer una infusión. :( La crema seguro que está muy rica. Besos!!

    Estoy de Concurso Navideño de Recetas
    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nikichan! Pues prueba el hinojo como ingrediente en tus platos y verás qué rico está.
      Gracias por ofrecerme participar en el concurso, pero veo que los premios son carne ó alcohol, y no consumo ninguno de los dos ;) Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que rica, me encanta el color!!! La remolacha me tiene enamorada... ese colorcito, las mil recetas posibles que puedes hacer, su sabor dulzón... una joyita vamos! :) Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, está muy buena y es sana! A mi como más me gusta es cruda en licuados, pero cocinada le da un toque genial a los platos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...